Archivo de la etiqueta: música

I wonder

‘I wonder’ es una canción maravillosa de un músico extraordinario y misterioso. Reconozco que yo no había escuchado a Rodríguez hasta que lo vimos hace unos días en el documental “Searching for Sugar Man” (del director Malik Bendjelloul, Oscar al mejor documental en 2013). Ahora voy por la calle cantando sola ‘I wonder’.

1401791521_788246_1401791770_noticia_normal

¿Quién era, quién es, Rodríguez? El documental cuenta su increíble historia, desde que fue descubierto en los años 60 en un bar de Detroit. Grabó dos discos (‘Cold fact’, en 1970, y ‘Coming from reality’, en 1971). Sus productores pensaban que se convertiría en uno de los grandes de su generación. Pero sus dos discos pasaron desapercibidos en EE.UU. y él desapareció. Se dijo de él que se había suicidado sobre el escenario en un concierto, de un tiro en la cabeza o prendiéndose fuego; había distintas versiones. Por cosas del destino, un disco suyo viajó en la maleta de una chica a Sudáfrica, allí pasó de mano en mano, de boca en boca, y se convirtió en un gran éxito. En Sudáfrica llegó a vender medio millón de discos en los años 70 y se convirtió en un símbolo de lucha contra el apartheid.

Dos décadas después, dos fans sudafricanos empezaron a rastrear su pista para saber quién era, qué había sido de él. “Fue la banda sonora de nuestras vidas, más que Elvis, más que los Rolling Stones”, cuentan. Y lo encontraron vivo, totalmente ajeno a su éxito. Seguía viviendo en Detroit, había trabajado en la construcción, tenía tres hijas. Le convencieron para viajar a Sudáfrica y dar una gira en 1998, que, claro, fue un éxito absoluto. El documental cuenta su historia: la de Rodríguez, la de su misterio, la de su búsqueda, la magia de su música tantos años después.

 

Ahora me imagino a Rodríguez paseando solitario por las calles de Detroit, tocando la guitarra, jugando con su nieto sudafricano, riéndose del destino, tarareando ‘I wonder’.

Anuncios

7 comentarios

Archivado bajo cine, TV y series

Los días raros

A veces voy por la calle cantando sola, sobre todo cuando escucho “Al respirar”, de Vetusta Morla (canto fatal, pero me encanta esta canción). La sabia y vieja tortuga de “La historia interminable” le ha prestado su nombre a un grupo de Madrid. Llevo sus dos discos (“Un día en el mundo” y “Mapas”) grabados en el móvil y los escucho cada mañana camino del trabajo. He caído en su red de metáforas y acordes, de “medallas y arañazos”, de “palabras que no existen y nos pueden salvar”…

Sus canciones me han enganchado en esta primavera extraña, en estos días raros en los que buscamos el sol, en los que nos asustan con la llegada del verano más frío desde 1816, en los que los patos campan por la ciudad, en los que multan a los desahuciados y priman a los bancos, en los que hemos vuelto a ser un país de emigrantes, en los que nos enteramos de que a algunos les pagan los cumpleaños y las bodas de sus hijos

Un regalo: Los días raros

11 comentarios

Archivado bajo Uncategorized