Archivo de la etiqueta: Los futbolísimos

Cuentos esféricos

Somos una familia pegada a una pelota. Si repaso el álbum familiar, en muchas fotos sale una pelota, en primer plano o rodando fuera de cámara. Recuerdo a Lara con un año corriendo tras una por las playas de Cádiz. Recuerdo, antes, partidos de fútbol con amigos en una playa de Calafell. Hemos jugado grandes partidos familiares en parques y playas. Hace tiempo que las chicas nos ganan a los padres. Chema sigue jugando con los Old Blacks, probablemente el equipo con la media de edad más alta de su categoría. Yo a veces echo de menos a las Apañadicas, aquel equipo de amigas que montamos hace unos cuantos años. A mí siempre se me dio mejor correr que chutar, pero qué bien lo pasábamos.

(Chema, Lara, Vega y Luna, hace unos años, en un partido de los Old Blacks)

Ahora disfrutamos con los partidos de Vega y Luna con su equipo (el Zaragoza Club de Fútbol Femenino). Vibramos y soñamos este año con la selección aragonesa sub12 en Valencia. El fútbol nos acompaña a todas partes. Animamos a la selección española femenina sub20 el pasado verano en la Bretaña. Ya somos para siempre fans de Aitana Bonmatí, Patri Guijarro, Lucía Rodríguez, Eva Navarro, Maite Oroz, etc. Y ahora seguimos a la absoluta por la tele en el Mundial de Francia. Somos fieles al Real Zaragoza en la Romareda. Nuestras chicas tienen todos los libros de ‘Los Futbolísimos’. Y esta temporada no nos perdíamos un día de ‘Futboleras’, el primer programa en la  televisión española dedicado al fútbol femenino.

El fútbol y la literatura casan muy bien. Este miércoles presenta Chema su libro de relatos ‘Cuentos esféricos’ (Pregunta Ediciones). Y la pelota también rueda por sus páginas. Son siete cuentos, “siete pedazos de vida”, en los que habla de sueños, del olvido, del dolor, de la lealtad, del amor, del compromiso, de la dignidad. Y siempre con el fútbol como telón de fondo y, en uno, el boxeo. En su primer libro (‘Goles al margen‘, Anorak Ediciones) también el fútbol era protagonista, pero desde otro ángulo. Aquel eran 45 biografías de futbolistas y entrenadores, algunos conocidos y otros personajes casi olvidados. Ahora se lanza a la ficción, con unos relatos agridulces que saben a verdad, a fútbol de barrio y barro en las botas.

Los cuentos esféricos de Chema nos llevan a Rota, a Buenos Aires, a Asturias, al País Vasco, a Livorno (la ciudad más roja de Italia), a Toulouse, al extrarradio de Madrid. Chema rinde homenaje a sus referentes. Algunos personajes de estos relatos podrían salir en una película de Campanella o una novela de Aramburu. Incluso Cruyff asoma por sus páginas.

Dicen que el fútbol es lo más importante de las cosas menos importantes. El fútbol, la literatura y las historias son un pasaporte para seguir soñando.

PD1 La presentación será este miércoles a las 20.00 en el centro cultural de Las Armas. Poco antes juega España contra Alemania el segundo partido del Mundial de Fútbol Femenino.

PD2 Lara, nuestra bailarina, la menos futbolera de la familia, cumple hoy 13 años. Ella, ellas, son la vida, la felicidad. Que la pelota siga rodando.

Deja un comentario

Archivado bajo deportes, literatura, viajes

Futbolísimos

Luna ya se ha leído el séptimo de Los Futbolísimos (‘El misterio del penalti invisible’), qué pena que no haya más. “Son las aventuras de un equipo de fútbol de un cole. Mi preferido es Pakete, que le llaman así porque es muy malo. Y también me gusta mucho Helena con h, que mete muchos goles. Es la segunda goleadora del equipo, después de Toni, que es un poco chulito. En los libros de Los Futbolísimos siempre hay algún misterio y juegan partidos. En el último desaparece Radu, el conserje del colegio. Y salen los Balbuena, que son una familia que no caen muy bien”, me explica Luna.

El primer libro nos lo prestó Álex, compañero de equipo. Y los demás han llegado a nuestra casa por cumpleaños, Reyes y celebraciones varias. El último lo eligió la joven lectora como regalo de fiestas del Pilar. Después se lo prestaremos a Lucas o a Álvaro.

IMG_0162

(Luna con el último de Los Futbolísimos)

Nuestro Soto Alto es el HISA (Asociación Deportiva Hilarión San Antonio), el equipo del cole de Luna y sus amigos. El año pasado, el primero del equipo, perdieron bastantes partidos, empataron algunos y ganaron otros. Esta temporada han empezado ganando. De todo se aprende: de las victorias, de las derrotas, de los entrenamientos (¡qué paciencia tienen los entrenadores!), del banquillo, de los goles, de los pases, del esfuerzo, de los libros de Roberto Santiago y Enrique Lorenzo…

IMG-20151024-WA0004

Mañana toca en casa contra La Salle Franciscanas.

2 comentarios

Archivado bajo deportes, literatura

Deberes de verano

El viernes a mediodía salimos del cole con las mochilas cargadas y un montón de planes para las próximas semanas. Nos despedimos de las monitoras de comedor, de los amigos y los padres rezagados que quedaban por el patio, y abrimos la puerta del verano. Cada final de curso me emociono. Me gusta ver cómo crecen las chicas y cómo van pasando etapas, aprendiendo mucho, con los ojos muy abiertos, con muchas preguntas,  con muchos planes y muchos sueños. Pero a la vez se me pone un nudo en la garganta, que iré deshaciendo en los próximos días, mientras recojo las carpetas y nos bañamos en la piscina.

Un profesor italiano colgó hace unos días en Facebook la lista de deberes de verano para sus alumnos. Empezaba por “De vez en cuando, por la mañana, camina solo por la orilla del mar. Mira cómo el sol se refleja en el agua, pensando en las cosas que más te gustan en la vida y siéntete feliz”. Me encanta. La lista también incluye leer, bailar, no decir palabrotas, ser bueno, ver películas en inglés, soñar…

Nosotras completamos la lista con algunas ideas más:

-Bañarnos en la piscina de Balsas. Y practicar los saltos de trampolín en la de Cervera.
-Jugar a fútbol.
-Practicar (aún más) el pino y la voltereta lateral.
-Escalar árboles y montañas.
-Jugar a adivinar países en la bola del mundo de Lara.
-Descubrir los cinco juntos Lisboa.
-Volver a ver “Vacaciones en Roma” y ver otras películas de mayores.
-Montarnos muchas veces en las camas elásticas de las fiestas de Santa Ana de Cervera (yo también).
-Terminar “La historia interminable”, leer el quinto de “Los futbolísimos”, “Matilda” y otros libros.
-No ir con prisa a los sitios.

Yo también añado:

-Recuperar ese momento de leer el periódico (de papel) o alguna revista vieja tranquilamente después de comer con un café con hielo.
-Descubrir nuevos caminos para correr.
-Ordenar mis libretitas.

DSCN1977

(Ayer, comenzando con la lista de deberes)

3 comentarios

Archivado bajo Cervera, viajes