Archivo de la etiqueta: escuela rural

Vuelta al cole (Valdemadera, 1946)

Este verano, rebuscando entre los papeles familiares en Cervera, encontré varios tesoros. Como la memoria de las prácticas del maestro Don Pedro Nolasco González Muñoz (cura y profesor, y tío abuelo mío) en la escuela de Valdemadera (La Rioja) en 1946. Copio un extracto:

“Edificio escolar:
Hay en el lugar de Valdemadera, provincia de Logroño, en su parte más céntrica, a la sombra de la torre parroquial y pegada a su iglesia, una Escuela Nacional donde he hecho las prácticas de enseñanza. El edificio está rodeado de una amplia plaza y soportales para esparcimiento de los niños, que a las horas de asueto juegan, corren, ríen y cantan. Su orientación al sur está muy bien lograda. Al ser un segundo piso entarimado se ha conseguido que sea confortable durante los seis meses largos de frío invernal. Dos amplios ventanales dan paso a los confortables rayos solares fuente de salud y de alegría. El aula escolar mide 7 metros de largo por 5,60 de ancho y 3,60 de alto. El material escolar es escaso y pobre aunque aseado y bien cuidado.

Organización de la escuela:
Asistían a clase un promedio de 25 a 30 niños de los 44 que había matriculados, siendo 18 niños y las restantes niñas. Comienzan a ir a la escuela a los 6 años y a medida que crecen en edad van creciendo en faltas en el registro escolar, especialmente en los niños, siendo raro el que llega hasta los 13 años. Se formaban cuatro secciones, atendiendo a la edad y a los conocimientos. La disciplina y el orden se procuraban con un gobierno suave y enérgico a la vez, procurando que el niño esté siempre ocupado en algún trabajo agradable y no agotador.

Metodología:
Como norma general se procuraba en la escuela traducir a la práctica los temas pedagógicos aprendidos en los libros. Las asignaturas son: Lengua Castellana, Ciencias Naturales, Gegorafía, Historia de España, Fisiología e Higiene, Catecismo, Historia Sagrada, Explicación del Evangelio, Labores, Trabajos manuales, Dibujo, Música y canto.

Algunas dificultades a superar:
a) La falta de material, que con buen ingenio y dosis de paciencia procurábamos suplir ayudándonos de los niños en los trabajos manuales.
b) Falta de unidad en los libros de los niños de los niños. Los padres los compraban sin consejo de nadie y cada uno era de distinto autor y método.
c) Discontinuidad de maestras.
d) Porcentaje bastante elevado de faltas de asistencia.
e) La separación de sexos dentro de los límites que permitía el local y el tiempo, pues para multiplicar la labor en ocasiones solían estar en grupo”.

Ya no quedan niños en Valdemadera y hace años que cerró su escuela. El Tio Nolasco murió joven. Me gusta imaginar cómo se viviría allí la vuelta al cole, cómo eran las carteras, qué llevaban de almuerzo, qué libros leían, qué querían ser de mayores, dónde les llevó la vida…

Valdemadera2

(Imagen reciente de Valdemadera, de Carlos Sieiro del Nido)

¡Feliz vuelta al cole para todos, niños, padres y maestros!

Anuncios

8 comentarios

Archivado bajo Cervera, educación