Archivo de la etiqueta: Barcelona

Mis Barcelonas

De mi primer viaje a Barcelona guardo recuerdos fugaces. Tendría 6 o 7 años y fuimos a pasar un par de días de Semana Santa. Nos alojamos en alguna pensión del Gótico y desde un ventanuco se veía la Catedral. Fuimos al zoo y comimos huevos de chocolate.

Después he vuelto muchas veces. Hay muchas Barcelonas en mi biografía. Está esa Barcelona més guapa que nunca que me enseñaron mis tíos Ana y Jesús en el verano de 1992. Vi a Jordan en directo, la maratón pasando por las Ramblas, la alegría desbordante y, claro, me enamoré de la ciudad. Años después, fui a su universidad, a aprender a ser periodista, a descubrir el mundo desde mi piso de estudiantes. Calles, clases, bares, mar, canciones, libros, momentos, fiestas, lunes y domingos, los ferrocarriles y el metro, sueños, amigos.

Ahora soy una viajera que vuelve de vez en cuando de visita. La ciudad ha cambiado, siempre cambia. Al principio me cuesta reconocerme en sus calles llenas de franquicias y turistas. Pero luego veo algo (una bici en un balcón, un barecito en un chaflán del Eixample, el mapa del metro con ‘mis paradas’, el sol ) y siento que el encanto continúa, que no me he ido del todo.

Este fin de semana redescubrí la ciudad con ojos de niña. Me gusta volver a Barcelona con Chema, Lara, Vega y Luna. Gracias a Jesús, Ana, y Marina. Paseamos por las Ramblas y por la parte alta. Tocamos y curioseamos en el Museo de la Ciencia. Unos fueron al Camp Nou y otros subimos en teleférico. Cenamos un bocadillo viendo las fuentes de colores de Montjuïc y recordando historias. Me gusta compartir historias y Barcelonas con Ana. Me gustan los abrazos especiales de mi prima Marina. Echamos de menos a Anita. Me acuerdo de los paseos que he dado por Barcelona con María. Echo de menos a mis amigos. Y pienso en todos los viajes que tengo pendientes a esta ciudad.

img-20170305-wa0029

Pandilla familiar en el Museo de la Ciencia – Cosmocaixa de Barcelona.

Tornaré.

9 comentarios

Archivado bajo viajes

I love Barcelona

Mientras el AVE se aleja de Zaragoza, despliego un mapa de Barcelona (lleno de cruces y anotaciones de bares o tiendas muchos de los cuales probablemente ya no existan) y dejo que vuelen los recuerdos. Pienso en los años de Universidad, en los amigos con los que compartí aquellos maravillosos años, en los sueños de entonces y en la vida de ahora. Me gusta volver a Barcelona de vez en cuando. Allí me siento turista y vecina a la vez. Y siempre se me remueve algo por dentro.

Esta vez toca visita relámpago. Por la mañana paseo sin rumbo fijo por el Raval. Me gusta la mezcla de tiendas de paquistaníes y museos, la ropa tendida y las bicis en los balcones. Casualmente me topo con la librería La Central del Raval, una maravilla. Compro un libro y me apunto varios títulos. Sigo paseando. Me abruman las tiendas del Passeig de Gràcia y las hordas de turistas. Me refugio en el Palau Robert (hay una exposición de fotos de las que hacen pensar: “Love me”, de Zed Nelson). Me vuelvo a enamorar de Barcelona en Gràcia y Poble Nou. Como con Tània, paseamos, hablamos y se nos pasa el tiempo como hace 19 años. Tomo café con Albert, Azucena y Max. Hablamos de la uni, de viajes, de trabajos y, sobre todo, de nuestros hijos. Después me toca correr para llegar a tiempo al tren.

Me siento sudorosa en mi asiento. Guardo el mapa de Barcelona hasta el próximo viaje. Me quedan cafés y citas pendientes. No me ha dado tiempo de bañarme en la playa. Me acuerdo de nuestro piso, de Ainhoa, de Mari Carmen, de Aitana y de más gente. Repaso las fotos del día. Pese al calor, los turistas y los tópicos, ¡qué bonita es Barcelona!

IMG_2529

(El Raval)

IMG_2575

(Turistas en Passeig de Gràcia)

IMG_2590

(Mural en una calle de Gràcia)

 

3 comentarios

Archivado bajo viajes