Archivo de la categoría: Uncategorized

La campeona del mundo de Castelserás

Me gusta leer historias de mujeres que corren: atletas que hicieron historia (Kathrine Switzer, Paula Radcliffe…), campeonas que luchan hoy por el sueño olímpico, madres corredoras y jabatas cercanas de retos modestos e igualmente grandes. Hace poco me encontré con una gran historia que desconocía. La mejor atleta española del siglo XX nació en un pueblo de Teruel y fue dos veces campeona del mundo.

Carmen Valero

Carmen Valero (Imagen de Perarnau Magazine)

Carmen Valero, nacida en Castelserás (Teruel), fue dos veces campeona del mundo de cross (en 1976 y 1977). El pasado domingo se cumplió el 40º aniversario de su primer mundial, logrado en Chepstow (Reino Unido). Al año siguiente volvió a ganar en Alemania. También fue la primera atleta española que compitió en unos Juegos Olímpicos: en Montreal 1976, en las pruebas de 800 y 1.500. Leo que Carmen fue elegida la mejor atleta española del siglo XX por la Asociación Española de Estadísticos de Atletismo. En categoría masculina el ganador fue Fermín Cacho.

Hay unos deportes más mediáticos que otros. Y unos nombres más reconocidos que otros. Es una pena que hasta ahora no hubiera oído hablar de la mejor atleta del siglo XX. Me gustaría preguntarle a Carmen cómo recuerda aquella carrera de hace 40 años, cómo empezó a correr, si ha sido madre, si sigue corriendo, a qué se dedica ahora, si vuelve algún verano a Castelserás…

PD
Más información sobre la historia deportiva de Carmen Valero:
Carmen Valero, dos veces campeona del mundo de cross
Historia del campeonato del mundo de campo a través
Carmen Valero revalidó su título en el Cross de las Naciones
Y gracias a Sergio Muro (atleta y artista, no sé en qué orden) por darme la primera pista.

14 comentarios

Archivado bajo deportes, Uncategorized

La novia

“Yo era una mujer quemada, llena de llagas por dentro y por fuera y tu hijo era un poquito de agua de la que yo esperaba hijos, tierra, salud; pero el otro era un río oscuro, lleno de ramas, que acercaba a mí el rumor de sus juncos y su cantar entre dientes” (La Novia, Bodas de Sangre).

Se encienden las luces del cine, en la pantalla aún brillan los últimos destellos de la película, seguimos sentadas en nuestras butacas, el nudo en la garganta, los cristalitos de sangre, los versos de Lorca. “¿Podéis levantaros ya? Que viene otra sesión…”, nos invita el acomodador a marcharnos.

Pero no me quiero ir. Han pasado unos días desde que vi ‘La novia’ (de Paula Ortiz, adaptación de ‘Bodas de sangre’, de Federico García Lorca) y sigo en esa butaca del cine Palafox. Me cuesta explicar esta película con palabras. ‘La novia’ es la tragedia de Lorca, el amor, el baile alrededor del fuego, el zoótropo girando, la mirada tristísima de la Novia, la felicidad inocente del Novio antes de que todo estalle, el relincho del caballo, la pasión contenida cuando la Novia y Leonardo se rozan las manos, las gotas de sudor, la luna, la arena que aún puedo mascar, esa manera de contar de Paula Ortiz tan particular y a la vez tan universal. Gracias por regalarnos esta película.

1366_2000 (1)

Para los que aún no la han visto, y para los que queremos volver a recordarla, aquí está el tráiler:

“Y te sigo por el aire como una brizna de hierba…”

3 comentarios

Archivado bajo cine, TV y series, literatura, Uncategorized

La corredora

“Me he pasado toda la vida corriendo hacia alguna parte, tratando de alcanzar un punto en el horizonte que nunca parece acercarse. Al principio lo perseguía con abandono, con confianza, y más adelante con frustración, luego con dolor, y aun después con la lucidez de una artista del escapismo. Ya es demasiado tarde para detenerme, aunque corra solo en mi imaginación, por la fuerza de la costumbre. Haces lo que haces hasta que te agotas. Eres quien eres hasta que dejas de serlo. Me llamo Aganetha Smart y tengo ciento cuatro años”.

la corredora

He compartido horas y sueños con Aganetha Smart, con “La corredora” (Carrie Snyder, Alfaguara). El libro cuenta la historia ficticia de Aganetha, corredora canadiense que ganó una medalla en los Juegos Olímpicos de Amsterdam 1928. Con ella he repasado la historia de las mujeres atletas. “El sufragio fue importante para las mujeres, pero el atletismo también”, dijo la autora en una entrevista. Las mujeres no pudieron participar en pruebas de atletismo en los Juegos Olímpicos hasta Amsterdam 1928. Algunos decían que correr era malo para las mujeres, que no era femenino, que se les podía desprender el útero. La primera mujer que corrió oficialmente una maratón fue Kathrine Switzer, en Boston en 1967 (cuando aún no dejaban inscribirse a mujeres, pero ella consiguió burlar la norma). Y la maratón femenina no se incluyó en los Juegos hasta Los Ángeles 1984.

Me gusta recordar estas fechas ahora que cada vez más mujeres nos ponemos las zapatillas y nos lanzamos a correr 42 kilómetros, o 5, o los que sean. Pero “La corredora” no es un libro sobre correr; es, sobre todo, un bonito y duro relato de la vida de una mujer, su familia, sus secretos, sus amores, su lucha por salir adelante, sus emociones y las nuestras.

“La corredora” es mi última lectura de este año, en el que he corrido mucho, he leído, viajado, escrito y he hecho muchos planes. Al 2016 le pido seguir disfrutando y conocer nuevos caminos.

3 comentarios

Archivado bajo deportes, literatura, Uncategorized

¿Cuánto cuesta escribir un libro?

Me gusta viajar con mis golondrinas. Últimamente he conocido las bibliotecas de Bardallur y Alfamén, gracias a la campaña de animación a la lectura de la DPZ. Me gusta poner cara a los lectores (gran mayoría, mujeres), compartir una charla y un café, escuchar sus impresiones, contar algún secreto del proceso de escritura, tratar de responder a sus preguntas:

“¿Cómo se te ocurrió la historia? ¿Existe en realidad el museo de la Torre Nueva? ¿Por qué derribaron la Torre Nueva? ¿Dimitri y Martin siguen tocando en la calle? ¿Qué pasó entre Rafael y Helena? ¿Todas las golondrinas emigran en invierno hacia lugares cálidos? ¿Cuánto de ti hay en el personaje de María? ¿Tu experiencia como periodista ha influido en esta novela? ¿Siempre llevas una libretita en el bolso? ¿Cuánto cuesta escribir un libro?…”

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

(Con lectores de Alfamén y Bardallur.
Gracias a los fotógrafos, Chema y Luis Ignacio)

No tengo respuestas precisas para todas las preguntas. Creo que está bien que algunas cuestiones y algunas historias queden sin resolver. Que cada cual imagine lo que quiera. Estas reflexiones me han llevado a uno de mis libros de cabecera, “El cuento de nunca acabar”, de Carmen Martín Gaite. Es una especie de ensayo sobre la narración y la escritura, un viaje inconcluso, un cuento que no acaba nunca. Para este libro ella empezó a ordenar apuntes y libretitas en Madrid en otoño de 1973. Y terminó (aunque en realidad uno nunca termina de escribir y reescribir) en octubre de 1982 en Charlottesville (Virginia).

“Si bien se mira, todo es narración. Desde la infancia nos vamos configurando al mismo tiempo como emisores y como receptores de historias, y ambas funciones son estrechamente interdependientes, hasta tal punto que nunca un buen narrador creo que deje de tener sus cimientos en un niño curioso, ávido de recoger y de interpretar las historias escuchadas y entrevistas, de completar lo que en ellas hubiera podido quedar confuso, abonándolo con la cosecha de su personal participación”.

(“El cuento de nunca acabar”, Carmen Martín Gaite)

3 comentarios

Archivado bajo literatura, Uncategorized

Regreso al futuro

Hoy hace 30 años que Doc y Marty McFly viajaron al futuro. Varios artículos recuerdan estos días que los protagonistas de la película ‘Regreso al futuro II’ viajaron desde 1985 hasta el 21 de octubre de 2015. No sé si nuestro 2015 se parece mucho al que imaginó Robert Zemeckis… La imaginación es más libre que la realidad. Suele pasar con los libros y películas que viajan al futuro.

Regreso al futuro 4 cartel bueno

Me gusta recordar e imaginar. Me subo a uno de esos monopatines voladores en los que viajaba Michael J. Fox y llego a 1985. Tenía casi 8 años. Iba a 3º de EGB, jugaba y discutía con mi hermana, hacía natación en Helios y tenía cara de niña buena. Ya me gustaba escribir, no recuerdo si ya quería ser periodista. Supongo que aquel año mis padres me llevarían a ver la primera de ‘Regreso al futuro’ en alguno de los cines que ya no existen en Zaragoza.

Regreso al futuro hermanas0001

(Imagen del álbum familiar, hace 30 años más o menos)

Me vuelvo a montar en el monopatín volador y viajo a 2045. Dentro de 30 años, chicas, tendréis mi edad actual. ¿Dónde viviréis? ¿Seréis bailarinas, jugadoras de fútbol, atletas, científicas? Yo me habré jubilado (espero), pero no me veo como una abuela retirada en un pequeño pueblo de la costa. ¿Cuántos viajes nos quedan por hacer en estos años? ¿Cuántas películas, cuántos libros, cuántas carreras…? ¿Me seguiré mareando en los coches? ¿Seguiremos leyendo en papel? ¿Iremos al cine? ¿Nos acordaremos de Albert Rivera y Pablo Iglesias?

Es divertido jugar a ser Marty y Doc. Aterrizo en el 21 de octubre de 2015. Es miércoles, toca madrugar, ir al cole, a trabajar, y por la tarde, parque, atletismo y deberes. El fin de semana Luna empieza la liga y celebraremos el cumple del yayo. Planeamos viajes cercanos y soñamos con viajes lejanos. Bienvenidos al presente.

8 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

La abuela que quería quemar el McDonalds

Lara, Vega, Luna e Ione, tenéis una abuela que hoy cumple 60 años. Ayer recibió el título de superabuela en la cumbre del Moncayo:

moncayo.jpg(La abuela Pili, segunda por la izquierda. Ione está escondida en la mochila amarilla)

Además de montañera, la abuela Pili es ciclista y nadadora; viajera y aventurera; organizadora de eventos familiares y profesionales; una cocinera excelente que combina lo mejor de la yaya Mila y un poco de aquí y de allá (como se explica en el diploma que le fue entregado ayer); mediadora en discusiones de nietas, y, entre otras cosas, transmisora de saberes populares: igual os enseña a jugar a las tabas que a tiraros de cabeza en la piscina.

Ah, y por si no os lo ha contado aún, la abuela también quiere quemar el McDonalds. Hace unos años se inventó este lema inspirándose en José Bové, un activista francés (quien, por cierto, también acaba de cumplir 60). En realidad la abuela es muy pacífica y nunca encendería ni una cerilla. No os asustéis cuando diga que vamos a quemar el McDonalds. Es solo una frase que citamos cuando hay que enfrentarse a alguna injusticia, reclamar algo, plantar cara a los poderosos e, incluso, reírse ante las adversidades. Ya habéis ido con ella a manifestaciones por la escuela pública y contra los recortes. Pronto iremos todas juntas a la del 8 de marzo. El espíritu reivindicativo pasa de madres a hijas, así que seguro que heredáis algo o mucho de ella…

Santa Ana 2013 241

(Bailando con Lara este verano)

¡¡Felicidades, Mamá!!

4 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Los días raros

A veces voy por la calle cantando sola, sobre todo cuando escucho “Al respirar”, de Vetusta Morla (canto fatal, pero me encanta esta canción). La sabia y vieja tortuga de “La historia interminable” le ha prestado su nombre a un grupo de Madrid. Llevo sus dos discos (“Un día en el mundo” y “Mapas”) grabados en el móvil y los escucho cada mañana camino del trabajo. He caído en su red de metáforas y acordes, de “medallas y arañazos”, de “palabras que no existen y nos pueden salvar”…

Sus canciones me han enganchado en esta primavera extraña, en estos días raros en los que buscamos el sol, en los que nos asustan con la llegada del verano más frío desde 1816, en los que los patos campan por la ciudad, en los que multan a los desahuciados y priman a los bancos, en los que hemos vuelto a ser un país de emigrantes, en los que nos enteramos de que a algunos les pagan los cumpleaños y las bodas de sus hijos

Un regalo: Los días raros

11 comentarios

Archivado bajo Uncategorized