Archivo de la categoría: relatos

La chica de la ventana

El té se le habrá quedado frío, hace ya por lo menos media hora que lo tiene encima de la mesa, ni lo ha probado. Está sola, dijo que esperaba a alguien. Podría llamar por el móvil. Pero no parece impaciente. Ha estado un rato haciendo crucigramas. Ahora lee un libro. ¿Qué lee? Me ha parecido poesía. ¿Le gustará Bukowski o Gioconda Belli? Qué bien le queda el pelo recogido, ligeramente despeinado. Dos mesas más allá dos señoras no paran de hablar en voz alta, ríen despreocupadas, beben cervezas. ¿A quién esperará la chica? ¿Tiene novio, marido, amante? Dijo que esperaba a alguien, no dijo que fuera a venir esta noche. Solo dijo: estoy esperando. ¿A quién o a qué espera? ¿Y si le ofrezco tomar algo mientras tanto? ¿Otro té, una sopa caliente, una copa de vino? Esta mañana ha nevado, fuera hace mucho frío. Mi turno tras la barra acaba en una hora. Me esperan en casa. Tal vez cuando vuelva mañana, ella todavía esté en la mesa del fondo junto a la ventana, leyendo, esperándome.

Luces mínimas. Kiev. María Torres-Solanot

Luces mínimas (Barrio de la ópera de Kiev). Imagen de María Torres-Solanot.

Vivimos en un mundo saturado de imágenes fugaces. A veces hay una foto o un momento que se me quedan grabados y me acompañan durante días, mientras camino por la ciudad, mientras corro, mientras espero, mientras hago otras cosas. Me ha pasado esta semana con esta imagen que podría ser un cuadro de Hopper o una foto de María Torres-Solanot. Una cafetería o una biblioteca. Kiev o Zaragoza. Verano o invierno. Aquí o allí. María acaba de volver de Kiev y ha colgado algunas de sus fotos en la web Mapa de retratos. Sus fotos cuentan historias. Huelen a leña, a sopa, a café recién hecho, a flores frescas, a tristeza, a esperanza, a frío, a calor.

Llevo días mirando su foto y preguntándome qué fue de la chica de la ventana.

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo miscelánea, relatos

La fuga de Baltasar

-¿Dónde está Mohameeeed?

-Que no ha venido. Ha mandado una carta y dice que ya no cree en los Reyes Magos.

-¿Pero qué chorrada es esa?

-Dice que últimamente está un poco deprimido. Está en el paro desde que acabó la Expo. Y en su casa hace mucho frío, porque hace dos inviernos que no pueden encender la calefacción.

-Cómo nos puede dejar tirados así, de repente, después de diez años siendo nuestro rey.

-¿No le mandamos todos los años una cesta de Navidad a casa?

-Sí, pero también nos dijo que le venía mejor una beca de comedor que una cesta.

-¿Y no le dimos la beca para su hijo?

-Es que este año había pocas.

-Pues que espere al siguiente. Dame su móvil que le llamamos.

-Que está apagado, que no tiene saldo.

-¿Nadie sabe dónde vive? Tenemos que ir a su casa.

-Jefe, tanto esfuerzo… ¿Y si pintamos a uno y ya está, como se ha hecho toda la vida?

-Ni hablar, que se va a notar mucho y cómo se lo explico yo al alcalde cuando llame. Con lo que nos ha costado consensuar el Melchor y el Gaspar. Me montan un pleno extraordinario.

-Pues con dos Reyes no salimos, seremos el hazmerreír de todos los telediarios.

Al fondo de la nave municipal, entre carrozas, paquetes, sacos de caramelos, operarios y jefecillos nerviosos, aparece Baltasar, con unas botas viejas y una sonrisa.

-¿Dónde está mi corona?

Reyes Magos 001

¡Feliz noche de Reyes!

2 comentarios

Archivado bajo relatos

Cumpleblog

Los cuadernos de todo (los originales, los de Carmen Martín Gaite) comenzaron el 8 de diciembre de 1961:

“Mi hija, que entonces tenía cinco años y medio, me pidió un duro porque quería hacerme un regalo, y yo, desde la terraza de casa, la vi bajar a saltitos las escaleras de una calle por donde no pasan coches y donde a veces la dejábamos salir a jugar con otros chicos del barrio. Había una papelería allí cerca y en seguida la vi volver muy ufana con el cuaderno nuevo en la mano. Era –y es, porque lo tengo aquí delante- un bloc de anillas cuadriculado, con las tapas color garbanzo, y en el extremo inferior derecha la marca, Lecsa, entre dos estrellitas, encima del número 1.050, todo en dorado. Cuando me lo dio, me gustó mucho ver que había añadido ella un detalle personal al regalo. En la primera hoja había escrito mi nombre a lápiz con sus minúsculas desiguales de entonces, y debajo estas tres palabras: ‘Cuaderno de todo’”.

CMGcuaderno1

“Yo, antes de esto, ya había tenido en mi vida muchos cuadernos al uso, como es de suponer. Pero, tanto en mis etapas escolares como en las de aprendiz de novelista, les había asignado siempre un menester específico a cada cual. Y la diferencia estaba en que ahora, en éste, se me invitaba y daba permiso a meterlo todo desordenado y revuelto, sin más contemplaciones ni derecho de primacía, según fuera viniendo, como en esos cajones de los cuartos de jugar que no presentan más tope para seguir admitiendo objetos que las circunstancias de estar ya llenos”.

(“Mis cuadernos de todo”, quinto prólogo del libro “El cuento de nunca acabar”, de Carmen Martín Gaite)

Este blog, mis cuadernos de todo, cumple hoy tres años. Gracias, un año más, por acompañarme en esta aventura, por leerme, por vuestros comentarios, por compartir mis textos. Para el próximo año prometo seguir emborronando mis cuadernos con historias, libros, películas, fragmentos de la vida cotidiana, paisajes, sueños…

¡Un abrazo y feliz año!

9 comentarios

Archivado bajo bicis, Cervera, cine, TV y series, deportes, educación, literatura, maternidad, miscelánea, periodismo, relatos, revoluciones, viajes, Zaragoza

El señor del puente

Ahí, en mitad del puente de Piedra, agazapado entre la niebla espera sentado cada mañana. Hace varios meses que veo al señor cuando cruzo el puente camino del trabajo. No sé si es rumano o español o de algún país más exótico, no sé calcular su edad (entre los 40 y los 65), no sé si tiene los ojos marrones o negros. Llevamos dos semanas atrapados en esta niebla húmeda y fría. El ambiente brumoso, casi fantasmal, invita a fantasear. Me acerco encogida al puente pensando si hoy seguirá en el mismo sitio. ¿Dónde vivirá este señor? ¿Qué come? ¿Dónde vivía antes de llegar aquí? ¿Era un príncipe o un ladrón? Tal vez un virtuoso del violín. A lo mejor tiene 13 nietos. A lo mejor, como dirían nuestras chicas, tiene poderes mágicos para soplar muy fuerte y hacer que la niebla desaparezca.

niebla

Paso junto a su lado, nos sonreímos, nos decimos buenos días. Algún día le invitaré a un café y me atreveré a preguntarle.

3 comentarios

Archivado bajo relatos, Zaragoza

Se busca jeque árabe o negro rico

-Buenos días, venía a por los papeles.
-Perdona, ¿qué papeles? ¿Vienes a renovar la tarjeta bus, o a sacar el abono de las piscinas municipales, a sellar el paro, a comprar dos entradas para el último partido del Zaragoza…?
-No, no, me refería a los papeles, soy extranjero, de los ricos.
-Ahí, sí, disculpe mi error.
-Disculpado. ¿Necesita que le enseñe el pasaporte y la cuenta corriente?
-No es necesario, por favor. ¿Quiere tomar algo?
-No, ya he almorzado en el jet y no tengo hambre. Me corre un poco de prisa este trámite de los papeles.
-Sí, por supuesto. ¿Dónde piensa invertir? ¿Le gusta un ático de lujo en el centro o prefiere un chalet en una urbanización exclusiva de las afueras? ¿O quiere comprar deuda pública por dos o tres millones? ¿O un club de fútbol? Tenemos varios en venta.
-Había pensado invertir en una casa, estoy mirando distintas opciones.
-¿Con cuántas plazas de garaje? Y piscina, supongo. ¿Quiere también pista de pádel y campo de golf? Aquí no tenemos problemas de escasez de agua, no se preocupe.
-Una en primera línea de playa, para ver atardecer junto al mar, tomando un gintonic sin que me molesten los guiris ni los negros del top manta.
-Perdone, aquí no tenemos ese tipo de viviendas. Somos una ciudad de interior. Pero si quiere, le doy ya los papeles y así no tiene que perder el tiempo.
-De acuerdo.
-Gracias. A sus pies (reverencia).

(El Gobierno concederá el permiso de residencia a los extranjeros que compren inmuebles de más de 500.000 euros o deuda pública por un importe superior a dos millones de euros. También a aquellos que inviertan en proyectos empresariales que creen puestos de trabajo o tengan un impacto relevante. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha presentado este viernes el anteproyecto de la ley de emprendedores).

CONSEJO DE MINISTROS

Soraya Sáenz de Santamaría, explicando el plan del Gobierno. Foto: Efe.

5 comentarios

Archivado bajo periodismo, relatos

Los leones no saben nadar

Los leones llevaban años contemplándonos desde lo alto de su pedestal. Altivos, soberbios, seguros de sí mismos. Comiendo bien, engordando y peinando canas. El Ayuntamiento decidió colocar dos macizas esculturas de bronce en ambos extremos del puente tras la penúltima reforma. Los leones habían visto pasar gobiernos, fiestas, riadas, tiempos de bonanza y de crisis. Ahí seguían, inmutables, formando parte ya de la postal de la ciudad.

IMG_5839

Pero un suceso sacudió hace unos días la tranquilidad de la ciudad. Un periódico dio la exclusiva de que había desaparecido uno de los cuatro leones. También hablaba de sobres y de comisiones. ¿Cómo va a desaparecer una estatua de 2.000 kilos colocada a 7 metros de altura? Se desataron todo tipo de rumores: desde que lo habían robado con una grúa, a que se lo había llevado la corriente, se había ido nadando o se había fugado con un circo. El Ayuntamiento decidió crear una comisión de investigación, que investigó durante meses. No puede haberse ido nadando, los leones no saben nadar, fue su principal conclusión.

Y la vida continuó en la ciudad, solo con tres leones vigilando el puente. Después se decidió abrir otra comisión para decidir si se encargaba otra escultura. Aún no han llegado a una conclusión. Tiempo después, otro periódico publicó que habían visto al león en una isla del Caribe. Parece que al final, sí sabía nadar.

7 comentarios

Archivado bajo relatos

Dos años de historias

Este blog cumple hoy dos años. Ya camina solo, aunque aún con paso inseguro. Soplo las velas y os doy las gracias. Por leerme, por los comentarios de ánimo, por las sugerencias, por reenviar mis textos.

En este año difícil de crisis y huelgas, he buscado refugio en los libros, las sonrisas de la gente cercana, los viajes y las lecturas. Y he compartido algunas historias con vosotros. Las entradas más leídas, según me dice WordPress, han sido Sostiene Pereira y el 29-M, Razones para leer, Olímpica o bombera y Periodistas. Y este blog me ha llevado a descubrir otros, como La puerta entornada, Una cabeza sembrada o Micuartodeatras, entre otros.

Ilustración

(Ilustración de Marie Cardouat, comprada en el Centro Pompidou)

Escribir es una actividad solitaria, que busca transmitir emociones y contar historias. De mayor me gustaría ser contadora de historias. Prometo seguir un año más intentándolo.

10 comentarios

Archivado bajo bicis, Cervera, cine, TV y series, deportes, educación, literatura, maternidad, miscelánea, periodismo, relatos, revoluciones, viajes, Zaragoza