Archivo de la categoría: miscelánea

Seis años volando

Mi blog acaba de celebrar su sexto cumple. Me balanceo entre pequeñas historias, sueños, libros, carreras, películas. Me gusta tocar la tierra y rozar las nubes con la punta de los dedos. Me gustan los abrazos y las risas. Me gusta subirme a los árboles, volar en globo y en hamaca.

img_3545

¡Feliz 2017!

Anuncios

9 comentarios

Archivado bajo bicis, Cervera, cine, TV y series, deportes, educación, literatura, maternidad, miscelánea, periodismo, política, relatos, revoluciones, viajes, Zaragoza

Como pez en el agua

dejatecaer

“Déjate caer”, óleo de Rosa Balaguer, de la exposición “Como pez en el agua”

“Cuando tengas miedo, ante los mares de dudas… salta. Lánzate a la piscina. Salta sin mirar, porque hay cosas que sólo se ven con los ojos cerrados”, propone Rosa Balaguer.

Me gusta que empiece el verano y acabe el cole todo en el mismo día. Me gusta el sol, nadar, bucear, saltar olas. Me encantan los óleos de Rosa, una sirena disfrazada de madre, pintora, corredora y periodista. Su exposición “Como pez en el agua” se puede ver en el Centro de Historias de Zaragoza hasta el 17 de julio. O en su web, donde los dibujos se acompañan de canciones y textos deliciosos.

¡Feliz verano!

3 comentarios

Archivado bajo miscelánea, Zaragoza

La era está pariendo un corazón

Silvio es una cinta de cassette con 18 años llena de sueños, nubes y flores. Un CD de Ainhoa o Mari Carmen en el piso de Barcelona. Es “la era está pariendo un corazón” cantada con mi hermana a dúo, desafinando mucho, como hacemos nosotras con las buenas canciones. Es Cuba, Nicaragua. Es la ternura de los pueblos, que diría Gioconda Belli. Es un unicornio azul que no sé descifrar pero que me emociona mucho. Es la solidaridad y la esperanza. Es la cara de mis compañeros más jóvenes en el periódico cuando publicamos la noticia del concierto: “¿Silvio.. qué?”. Es un ojalá, una luz cegadora, un disparo de nieve. Es una mujer con sombrero o un trovador con gorra anoche en el Príncipe Felipe. Es mi amiga Mónica, que de vez en cuando me lleva de conciertos. Qué bonito el de ayer de Silvio Rodríguez en Zaragoza.

Silvio en Zaragoza

Silvio Rodríguez con su guitarra, anoche en Zaragoza. Foto de Guillermo Mestre.

7 comentarios

Archivado bajo miscelánea

Primer día de danza

Le acompaño en su primer día. Creo que estoy más nerviosa que ella aunque lo disimulo. En el vestuario se pone el maillot lila, la falda morada, los zapatos, la cinta en el pelo. Se mira orgullosa en el espejo, parece mayor. Hoy le toca primero danza española y luego clásica. Recorremos un poco perdidas el edificio. La luz de la tarde entra por grandes ventanales. Qué bonitos son estos días de final de verano y principio de otoño. De estrenar curso e ilusiones. Por los pasillos van y vienen chicas y chicos con maillots, mallas, punteras, sonrisas. Yo no sé hacer moños ni andar con tacones, pienso. A lo lejos se oye un piano. En las paredes hay fotos de alumnos de otros cursos y de espectáculos de danza. La belleza de un instante: una zancada, un salto, un gesto. Viene la profesora a buscar a los alumnos de 1ºA y se alejan escaleras arriba. La falda le queda un poco grande, se la recoge para no pisarla. Lara se marcha sonriente, concentrada, los ojos muy abiertos. No sé dónde llevará esta puerta, pero es un día muy emocionante.

danza

(Conservatorio municipal profesional de danza de Zaragoza)

5 comentarios

Archivado bajo educación, miscelánea, Zaragoza

De Creaciones Jiménez a Cabo Lupita

Hace cincuenta años, cinco hermanas (y sus maridos y un hermano) abrieron un taller de confección en Cervera del Río Alhama (La Rioja): Creaciones Jiménez. Primero cosían en casa y luego compraron un edificio en la calle Mayor. La empresa fue creciendo y llegó a dar trabajo a 15 o 20 personas del pueblo. Se dedicaban sobre todo a confección infantil, prendas de abrigo y vestidos, que vendían a tiendas del norte de España. Acudían a ferias para ver tendencias y Margarita era la que más se encargaba de diseñar los modelos. Varios hijos de Milagrosa (la hermana pequeña) y Pedro también echaban una mano en verano preparando pedidos. En los últimos años, los nietos lucíamos los abrigos nuevos cada temporada y jugábamos con los montones de retales. Creaciones Jiménez duró hasta finales de los años ochenta, cuando los socios se fueron jubilando.

foto

(Trabajadores y familiares de Creaciones Jiménez, a principios de los años 70, en el edificio de la Confección)

Cincuenta años después, las hermanas Urbina-González (nietas de Milagrosa y Pedro) acaban de abrir su propia firma de moda: Cabo Lupita. Son unas jóvenes emprendedoras con mucha energía, buenas ideas y buen gusto. Su filosofía se basa en diseños originales, edición limitada y fabricación nacional. Ellas han diseñado los modelos y estampados, han comprado las telas a un fabricante de Igualada, han encargado la confección a un taller de Mataró y la serigrafía a otro de La Coruña. Acaban de lanzar su primera colección. Venden sus prendas por internet, en ‘pop-up stores’ y mercados de diseño. Ya han presentado su primera colección en Madrid y Barcelona. La próxima semana, Cabo Lupita se vestirá de largo en Logroño.

IMG_3730

(Las creadoras, Marina y Ana Urbina, en la presentación de Cabo Lupita en el espacio Cadàver Exquisit, en Barcelona)

¿Y por qué “Cabo Lupita”?, les pregunto a las artistas. “Buscábamos un nombre que uniera nuestro interés por la iconografía soviética, la gimnasia rítmica, las referencias espaciales, el punto nostálgico de las rancheras… En nuestro imaginario, Cabo Lupita es un lugar del Globo desde el que despega nuestro proyecto”, cuentan.

¡Buen despegue y largo viaje a Cabo Lupita!

9 comentarios

Archivado bajo Cervera, miscelánea

Mr Bojangles bajo el Puente de Hierro

El señor de Helios (el que vivía a la orilla del río, antes de la crecida, dentro de una especie de túnel, entre cachivaches y mapas con chinchetas de colores) aún no ha vuelto. En mis carreras dominicales sigo vigilando la ciudad. Ahora que el Ebro ha bajado un poco, el que sí que ha vuelto es otro señor que vivía bajo el Puente de Hierro. Su campamento está más ordenado: una tienda iglú, una mesa, tres sillones y tres sillas (serán para los invitados).

Bojangles Puente de Hierro

Últimamente cuando paso trotando a su lado, canturreo el principio de “Mr Bojangles” (me gusta la versión country de The Nitty Gritty Dirt Band). Y me imagino que el señor Bojangles va a salir en cualquier momento de la tienda de campaña, con su perro, sus zapatos desgastados, su pelo plateado, su sombrero aún elegante. Yo le pediré que me cuente su vida. Él se abrirá una lata de cerveza y empezará a bailar.

PD Leo en un blog (Las historias de nadie) que Mr Bojangles fue un bailarín y actor de cine norteamericano de principios del siglo XX. Años después, un vagabundo adoptó ese mote y le contó su vida a Jerry Jeff Walker en una celda que compartieron un 4 de julio de 1965 tras unos disturbios callejeros en Nueva Orleans. En 1968, Walker escribió esta canción tan bonita tantas veces versionada, por the Nitty Gritty Dirt Band, Nina Simone, Dylan, Sammy Davis Jr, Tom Jones, Whitney Houston… Gracias, Chema, por enseñármela.

1 comentario

Archivado bajo miscelánea, Zaragoza

Barcelona-Düsseldorf

Mi primer viaje en avión, a los 10 años, fue un vuelo Barcelona-Düsseldorf. Iba con los compañeros del Colegio Alemán a un campamento en Hinsbeck. Ayer lo recordamos en el grupo de whatsapp. Y me sentí pequeña y vulnerable. Y me quedé sin palabras. Me pasa ante estas noticias de catástrofes, accidentes, atentados. Cuando ocurren lejos, nos creemos protegidos por la distancia. Cuando pasan cerca, en este lado del mundo, a personas que conocemos o podríamos conocer o incluso podríamos ser nosotros mismos, nos sentimos muy indefensos. Nos damos cuenta de que no somos invencibles. De que un segundo cambia la vida. Hoy leo las noticias. Pienso en el dolor de las familias. En las preguntas sin respuesta. En esa madre y su bebé que viajaban en el avión. En esos estudiantes alemanes que volvían a casa después de un intercambio escolar. En ese pasajero que cambió su billete a última hora y salvó su vida. Recuerdo aquel vuelo Barcelona-Düsseldorf de 1988. Y sigo buscando las palabras.

-

(Tareas de rescate en los Alpes franceses. AFP Photo)

7 comentarios

Archivado bajo miscelánea, viajes