Huida con Gloria Fuertes

Soñé que me fugaba el Día de la Madre. Dejaba a las hijas en una sesión de cine que organizaba el cole en el Centro de Historias de Zaragoza, y me escapaba. Me salía de los grupos de whatsapp y apagaba el móvil. Borraba de mi agenda de madre las próximas citas: partidos de fútbol, campeonatos de atletismo, torneos de ajedrez, cumpleaños, exhibiciones de danza, médicos, reuniones en el cole, tutorías, compras de ropas para el verano, organización de campamentos y recados mil. Con todo el tiempo del mundo por delante sentía la emoción previa a un gran viaje. Podía coger una bici y pedalear sin fin. Escalar las montañas más altas y más bellas. Ir a la estación y escoger un tren al azar: Barcelona, París, Sevilla. O, por qué no, subirme a un vuelo que cruce océanos.

Gloria Fuertes moto

Hacía una mañana primaveral maravillosa. Vi pasar a Gloria Fuertes montada en moto por la plaza de la Magdalena. Me subí con ella a su Vespa y me llevó por los barrios de Madrid, a Pennsylvania y a la Luna. Vimos dragones, mendigos, poetas, un camello cojito y una tortuga presumida. Acabamos en la terraza del Simón, a un paso del Centro de Historias, ella con un whisky con leche y yo con un café y croasán de chocolate. Me regaló unos versos:

La poesía no debe de ser un arma,
debe de ser un abrazo,
un invento,
un descubrir a los demás
lo que les pasa por dentro,
eso, un descubrimiento,
un aliento,
un aditamento,
un estremecimiento.
La poesía debe ser
obligatoria.

(“Poética”, de “El libro de Gloria Fuertes. Antología de poemas y vida”, edición de Jorge de Cascante. Blackie Books)

Y a la una, puntual, llegué a recoger a las chicas a la salida del cine.

Anuncios

7 comentarios

Archivado bajo literatura, maternidad

7 Respuestas a “Huida con Gloria Fuertes

  1. Carmen Calvo

    En casa también me invitaron ayer a escaparme con Gloria… ¡Chócala, Paula! 🙌🙋

  2. Ana González

    Un viaje precioso y si al llegar te abrazan con un poema ni te cuento….Me apunto al sidecar. Yo no se conducir una moto.

  3. Un sueño digno hasta de un padre 😉 Saludos

  4. Javier

    Entiendo…, a veces sustituir el Día de la Madre por el Día de Una Misma y … salir corriendo. El Día de Una Misma para soltar lastre aferrarse a los pedales o a las zapatillas de la Poesía. Y aún en moto, Gloria Fuertes, la mejor compañía. La pena que tengo no haber comprendido la poesía de Gloria Fuertes desde pequeño, recordar a penas su caracter bonachón y la caricatura que se ha hecho de su voz y su poesía. Hoy en día la redescubro regalando algún libro de sus poemas a mis sobrinos. Y pienso que me los debería regalar a mí mismo.

  5. Yo tampoco la entendía de pequeña. Me parecía una mujer mayor que hacía poesías simples para niños. Qué simple yo. Ahora de mayor he descubierto de verdad sus poesías y he conocido su vida dura, rebelde y apasionante. ¡Regálate sus poemas! Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s