Lo que el fuego no quema

Me topo con la noticia camino del trabajo: un incendio en una vivienda en el barrio Jesús. Paso cada día por la puerta de ese edificio, uno más. El camión de bomberos y los coches de policía han revolucionado el barrio a la hora de ir al colegio. Pregunto a unos y otros. Se ha quemado un piso y han sido atendidas dos mujeres por inhalación de humo.

incendio barrio jesus Gabriela Trujillo Orozco

(Foto de Gabriela Trujillo Orozco)

Entonces las veo: a Aurora y Elvira, madre e hija, 73 y 46 años, con bata y descalzas, en la calle, esperando a que les dejen subir a su casa. O a lo que ha quedado de ella. Falta otra hija, Eva, “que está mal de la cabeza y todos los días se va a dar una vuelta”. Y falta una joven, la nieta, que ya estaba en el instituto cuando comenzaron las llamas.

Subo tras ellas por esa escalera que se cae a pedazos. Cuántas historias detrás de cada puerta. La suya está destrozada. Dentro, olor a quemado y a miseria, dos habitaciones reducidas a cenizas, bolsas de ropa y trastos viejos por todas partes.

IMG_4124

Sigo camino del trabajo. Los servicios municipales terminan de limpiar la acera. Ya se han ido la ambulancia, los bomberos, la policía, los curiosos. Es una soleada mañana de otoño. Pronto la noticia quedará sepultada por otras de política, sucesos más graves, resultados deportivos, muertos famosos, ocurrencias, informes de la OMS, etc. Sigo mi camino y pienso en lo que no se ve, en lo que no es noticia, en lo que no ha quemado el fuego. ¿Cómo será la vida de estas mujeres (y de sus vecinos)?, ¿Cómo han llegado a este piso? ¿Qué pensará la nieta cuando vuelva del instituto? ¿Y su madre que “está mal de la cabeza y se va a dar una vuelta”? ¿Dónde dormirán mañana? ¿Elvira y Aurora seguirán descalzas?

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo periodismo, Zaragoza

2 Respuestas a “Lo que el fuego no quema

  1. Ana Ripoll

    Me pare un texto hermoso de algo que es un drama y que, como dices, quedará oculto bajo las noticias políticas que llenan nuestros dias.
    ¿Qué será de Elvira y de Aurora, de la hija que está mal de la cabeza y de la nieta que está en el instituto? Mañana no las recordaremos. Gracias por intentar que permanezcan en nuestro recuerdo un poco más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s