Vuelta al cole (Valdemadera, 1946)

Este verano, rebuscando entre los papeles familiares en Cervera, encontré varios tesoros. Como la memoria de las prácticas del maestro Don Pedro Nolasco González Muñoz (cura y profesor, y tío abuelo mío) en la escuela de Valdemadera (La Rioja) en 1946. Copio un extracto:

“Edificio escolar:
Hay en el lugar de Valdemadera, provincia de Logroño, en su parte más céntrica, a la sombra de la torre parroquial y pegada a su iglesia, una Escuela Nacional donde he hecho las prácticas de enseñanza. El edificio está rodeado de una amplia plaza y soportales para esparcimiento de los niños, que a las horas de asueto juegan, corren, ríen y cantan. Su orientación al sur está muy bien lograda. Al ser un segundo piso entarimado se ha conseguido que sea confortable durante los seis meses largos de frío invernal. Dos amplios ventanales dan paso a los confortables rayos solares fuente de salud y de alegría. El aula escolar mide 7 metros de largo por 5,60 de ancho y 3,60 de alto. El material escolar es escaso y pobre aunque aseado y bien cuidado.

Organización de la escuela:
Asistían a clase un promedio de 25 a 30 niños de los 44 que había matriculados, siendo 18 niños y las restantes niñas. Comienzan a ir a la escuela a los 6 años y a medida que crecen en edad van creciendo en faltas en el registro escolar, especialmente en los niños, siendo raro el que llega hasta los 13 años. Se formaban cuatro secciones, atendiendo a la edad y a los conocimientos. La disciplina y el orden se procuraban con un gobierno suave y enérgico a la vez, procurando que el niño esté siempre ocupado en algún trabajo agradable y no agotador.

Metodología:
Como norma general se procuraba en la escuela traducir a la práctica los temas pedagógicos aprendidos en los libros. Las asignaturas son: Lengua Castellana, Ciencias Naturales, Gegorafía, Historia de España, Fisiología e Higiene, Catecismo, Historia Sagrada, Explicación del Evangelio, Labores, Trabajos manuales, Dibujo, Música y canto.

Algunas dificultades a superar:
a) La falta de material, que con buen ingenio y dosis de paciencia procurábamos suplir ayudándonos de los niños en los trabajos manuales.
b) Falta de unidad en los libros de los niños de los niños. Los padres los compraban sin consejo de nadie y cada uno era de distinto autor y método.
c) Discontinuidad de maestras.
d) Porcentaje bastante elevado de faltas de asistencia.
e) La separación de sexos dentro de los límites que permitía el local y el tiempo, pues para multiplicar la labor en ocasiones solían estar en grupo”.

Ya no quedan niños en Valdemadera y hace años que cerró su escuela. El Tio Nolasco murió joven. Me gusta imaginar cómo se viviría allí la vuelta al cole, cómo eran las carteras, qué llevaban de almuerzo, qué libros leían, qué querían ser de mayores, dónde les llevó la vida…

Valdemadera2

(Imagen reciente de Valdemadera, de Carlos Sieiro del Nido)

¡Feliz vuelta al cole para todos, niños, padres y maestros!

Anuncios

8 comentarios

Archivado bajo Cervera, educación

8 Respuestas a “Vuelta al cole (Valdemadera, 1946)

  1. Ana González

    Me encanta la algarabía que supone la vuelta al cole…La calle vuelve a hacer ruido por la mañana y es como si el año comenzara de nuevo. Feliz vuelta a todos y un recuerdo especial para los maestros y maestras.

    • La algarabía se repite, en 1946 y en 2015. Me encanta especialmente el camino al cole (después de las prisas en casa para que desayunen y se vistan), en el que nos van contando cosas de sus profes, de sus amigos, del comedor, de sus planes, de sus juegos. Luego nos dan un beso rápido en la puerta del cole y se van corriendo con sus amigos. Besos

  2. Me encanta el paisaje de la ciudad el primer día de colegio. Hoy lo he vuelto a disfrutar. El primer día de cole es el cuánto has crecido, la mochila estrenada, los besos rápidos, los dibujos del verano, el compañero nuevo.
    Es muy curioso leer tu texto y ver que algunas cosas no han cambiado. Aquello de “a falta de medios, imaginación” o la discontinuidad de las maestras son males que acosan a nuestra escuela pública. Por eso, aunque hoy sea el primer día de colegio no hay que olvidar el abandono que sufre nuestra educación pública, la historia de tantos profesores interinos cuya situación profesional inestable condiciona en muchos casos la educación de nuestros hijos. Por no hablar de libros de texto, de segregación por sexos…
    Estemos alegres por empezar pero sin olvidar que tenemos que seguir trabajando por la educación pública, porque es lo único que nos iguala y nos permite a todos tener las mismas perspectivas de futuro.
    ¡Feliz vuelta al cole! Un beso.

    • Me emociono mucho cada inicio de curso, viendo a nuestras hijas y al resto de niños, cómo van cambiando, cuántas ilusiones camino del cole.
      Qué orgullosos tenemos que estar de nuestra escuela pública a la que hay que seguir defendiendo. Al encontrar el documento del Tío Nolasco también me sorprendió que los problemas de entonces y de ahora se parecen: escasez de material, faltas de asistencia, abandono escolar, plantillas inestables… Y me gusta leer las recetas de los buenos maestros: ingenio, paciencia y sensibilidad. ¡Muchos besos y feliz vuelta al cole!

  3. Alberto Ruiz Barrenengoa

    Hola! Precisamente hoy estamos de fiestas en Valdemadera! Mañana intentaré sacar una foto para que veas el actual estado de la escuela.

    • ¡Sí, gracias, mándame alguna foto! Mi familia es de Cervera, aunque mis abuelos y tíos abuelos también vivieron en Valdemadera. Hace años que no voy a vuestro pueblo. Cualquier día cojo una bici o el coche y os hacemos una visita. Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s