Jabatia: El país de los corredores

¿Y tú, por qué corres? Me preguntó Sergio Muro uno de los primeros días que fui a entrenar con las chicas a la pista de la Granja. Casi dos años después, sigo buscando la respuesta exacta. Y mientras tanto he encontrado un grupo de amigos: los jabatos.

Sergio Muro es nuestro entrenador, nuestro amigo, un corredor atípico que va por la vida sin reloj y con la cabeza llena de sueños, un artista que pinta y hace performances. Ahora ha recopilado algunos de sus dibujos sobre ‘running’ en un librito: “Jabatia: El país de los corredores” (editado por Los libros de l(a) imperdible).

Marco y Karla NY drawing

Jabatia es un lugar onírico, un estado de ánimo, un grupo de amigos. Jabatia a veces está en La Granja, otras en cualquier pueblo en el que haya una carrera y otras en una terraza con una cerveza. En Jabatia hay abogadas, enfermeras, monitoras de gimnasio, mecánicos, jardineros, albañiles, fruteros, poetas, periodistas, maestros, artistas, bomberos, profesores, madrugadores, crápulas, cocineros, jabatillos…

Jabatia profesiones

Correr se ha convertido en parte de mi vida. No tengo una respuesta exacta a por qué corro. No la hay. Como cuento en el prólogo del libro de Sergio, corro por varios motivos: para sentirme bien, para compartir afición con mis hijas, para conocerme mejor, para conocer gente maravillosa, para redescubrir los caminos de mis ciudad, para explorar nuevas sensaciones y nuevos paisajes, para buscar mis límites e intentar superarlos, para ordenarme las ideas y enredarme el pelo, para comer frutos secos o bizcochos caseros después de entrenar, para compartir sueños, para sonreír, para volar…

0

El libro se presenta este martes a las 20.00 en el espacio La Suite (C/ Pignatelli, 86, Zaragoza)

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo deportes, Zaragoza

3 Respuestas a “Jabatia: El país de los corredores

  1. Correr para sentirse bien, olvidar lo peor del día, recrearse en lo mejor. Correr para soñar, para ser feliz, para saber que se puede, para descubrir qué bonitas pueden ser nuestras ciudades. Correr para ver cómo cambia el cielo. Qué bien lo has contado, jabata.

  2. Hola Paula! Creo que a todos nos mueven casas parecidas para correr, que todos sentimos una enorme libertad, y que todos nos sorprendemos de qué cerca estaba esa afición tan desconocida hasta que la descubrimos.

    PD. Muchas gracias por seguir “mi blog de correr”!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s