Barcelona-Düsseldorf

Mi primer viaje en avión, a los 10 años, fue un vuelo Barcelona-Düsseldorf. Iba con los compañeros del Colegio Alemán a un campamento en Hinsbeck. Ayer lo recordamos en el grupo de whatsapp. Y me sentí pequeña y vulnerable. Y me quedé sin palabras. Me pasa ante estas noticias de catástrofes, accidentes, atentados. Cuando ocurren lejos, nos creemos protegidos por la distancia. Cuando pasan cerca, en este lado del mundo, a personas que conocemos o podríamos conocer o incluso podríamos ser nosotros mismos, nos sentimos muy indefensos. Nos damos cuenta de que no somos invencibles. De que un segundo cambia la vida. Hoy leo las noticias. Pienso en el dolor de las familias. En las preguntas sin respuesta. En esa madre y su bebé que viajaban en el avión. En esos estudiantes alemanes que volvían a casa después de un intercambio escolar. En ese pasajero que cambió su billete a última hora y salvó su vida. Recuerdo aquel vuelo Barcelona-Düsseldorf de 1988. Y sigo buscando las palabras.

-

(Tareas de rescate en los Alpes franceses. AFP Photo)

Anuncios

7 comentarios

Archivado bajo miscelánea, viajes

7 Respuestas a “Barcelona-Düsseldorf

  1. bicicletoscar

    Tengo estos días precisamente a mi hijo mayor de intercambio en Grenoble, Alpes franceses. Cuando regrese el abrazo será doblemente fuerte. Descansen en paz los fallecidos y toda la fuerza del mundo a sus familiares y amigos.

  2. ¡Dale un abrazo muy fuerte! Qué pequeños somos. Otro abrazo para ti.

  3. carmencct

    Yo también tengo a mi hija estos días por Francia…. buf! aún toca más si cabe esta noticia, aún se te encoje más el corazón y la compasión es más estrecha que nunca. Descansen en paz son las únicas palabras de consuelo que se me ocurren.

  4. Javier

    Mi hermana, con su marido y sus dos niños cogió ayer un avión desde Reus, con intercambio de avión, hacia Estocolmo. No recordaba la ruta que iban a seguir y el aeropuerto de partida, y no os podéis ni imaginar el susto que me pegué cuando me enteré de que el avión era de Barcelona a Düsselforf. Tantos viajes en Avión, tantos viajes desde Barcelona con destino o escala Alemania, mis hermanos, mis padres, mi mujer, … y yo mismo. Se habrán perdido tantas historias para siempre, que no dejé de imaginar que tal vez algunos de los españoles de ese avión quizás viajaran en él por, sin quererlo, haber perdido la esperanza de encontrar trabajo en España. Sí, esos que irían a Laponia si hiciera falta, sí esos exiliados o sus familias que irían a verlos que, ya en la desgracia, hayan podido perder sus vidas en este desastre.
    Gracias por las Historias que nos cuentas, Paula. Gracias por los momentos de reflexión que nos brindas con ellas. Un saludo.

  5. Cuando ocurren accidentes como éste, primero me doy cuenta de lo vulnerables que somos, de las vueltas que da la vida -tantas veces sin retorno-. Y un segundo después siempre pienso en las historias, en los que se van para siempre y en los que se quedan velando la ausencia. Me gustaría saber expresarlo tan bien como tú pero me fallan las palabras. Un beso.

  6. La vida está llena de casualidades, guiños del destino, historias, momentos… Sigo sin poder expresar bien lo que siento tras este accidente que nos ha tocado más cerca que otros. Gracias. Besos.

  7. Pingback: ESOS PRIMEROS VIAJES | El Blog de Juliette Tourmalet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s