Un tranvía a Lisboa

En estos días de frío, aire, prisas, agenda demasiado llena, cansancio, más noticias de despidos, ganas de primavera, qué largo se hace el mes de febrero (menos mal que justo a mitad hay un cumple doble que nos llena de sonrisas en casa)… En estos días, decía, leo y sueño con viajes cercanos y lejanos, reales y soñados: a Nueva York, por ejemplo, a Castellón, a Nicaragua con mi padre, a Olorón o a Lisboa el próximo verano.

“Lisboa era mirar la claridad desde la sombra y la amlitud desde lo recóndito, encontrar lo exótico contiguo a lo provinciano, las caras oscuras y los colores y los olores de África junto a las confiterías y los puestos ambulantes de castañas asadas, su aroma disolviéndose en el aire un poco más frío de la tarde en declive. En la Praça do Rossio, desde la acera soleada de la Pastelería Suiça, distinguí la extraña torre de filigranas metálicas del elevador de Santa Justa. Subir en él era como montarse en un artefacto futurista del siglo XIX, en una máquina voladora de Julio Verne, en la cabina del submarino del capitán Nemo. En lo más alto de su mirador, apoyado en la barandilla, vi frente a mí la colina de la Alfama, las torres cúbicas del castillo de San Jorge sobre su ladera boscosa, las verticales sombrías de los cipreses, los muros altos de jardines, el río al fondo, el brillo de cobre del sol de poniente”.

(“Como la sombra que se va”, Antonio Muñoz Molina)

Lisboa5

Quiero subirme a uno de esos tranvías amarillos, encontrar lo exótico contiguo a lo provinciano, volver a callejear por la Alfama, fotografiar la ropa tendida en los balcones y contemplar ese río que parece un mar.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo literatura, viajes

2 Respuestas a “Un tranvía a Lisboa

  1. Ana González

    Las ganas irrefrenables de ir a Lisboa las tengo yo desde que vi la película “tren nocturno a Lisboa”…y ahora con este relato tuyo se me acentúan. Por qué no preparamos un viaje y llevamos de guía a Muñoz Molina?.

    • La novela de Muñoz Molina me ha encantado, ha sido como viajar a Lisboa desde mi sofá. Pero sí, mucho mejor si organizamos un viaje algún día. Nosotros queremos ir este verano… ¡Qué bonita es Lisboa, con sus cuestas, sus vistas, sus tranvías, sus cafés, su río!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s