Hacia rutas salvajes

Llevo unos días viajando por tierras salvajes, por carreteras polvorientas y solitarias de EE.UU, por los inhóspitos bosques de Alaska, acompañando a Chris McCandless. Mientras cruzo el puente de Piedra camino del trabajo, mientras como rápido una ensalada de pasta, mientras aguardo a que las hijas terminen el entrenamiento de fútbol o la clase de patinaje, mientras esperamos al autobús 44 para ir a la pista de atletismo de La Granja, la historia de este joven sigue en mi cabeza.

En 1990, tras graduarse en la Universidad, Chris McCandless, un joven estadounidense de una familia acomodada y buen estudiante, decidió dejar atrás una vida de comodidad y bienestar material y empezar un viaje épico. Cambió de nombre (se hacía llamar Alex), donó su dinero, abandonó su coche y recorrió EE.UU durante casi dos años. “No eches raíces, no te establezcas. Cambia a menudo de lugar, lleva una vida nómada…”, le escribió a un amigo. En abril de 1992 se adentró en los bosques de Alaska, su obsesión, buscando la naturaleza salvaje. Su cuerpo apareció cuatro meses después.

Jon Krakauer publicó primero un reportaje en la revista de montaña Outside contando el viaje y la muerte de Chris. Después, decidió seguir investigando, entrevistó a las personas que habían compartido algún momento de su viaje, habló con su familia, revisó sus fotos y su diario, las postales que escribió, los libros que leyó. Lo mezcló con su propia experiencia. Y con todo ello compuso un gran puzzle: el libro “Hacia rutas salvajes” (1996). Sean Penn dirigió una película en 2007 basada en el libro y con la que consiguió un Oscar.

hacia-rutas-salvajes2

(Imagen de la película “Hacia rutas salvajes”)

“Hacia rutas salvajes” ha sido nuestra primera lectura de este curso en el grupo de lectura del cole. El libro suscitó un gran debate en nuestra reunión de la semana pasada en la biblioteca del colegio. También la publicación primero del reportaje y luego del libro provocaron en su momento una gran polémica en EE.UU. ¿Era Chris un loco o un idealista? ¿Quería morir o vivir? ¿El libro es una novela o un reportaje largo? ¿El autor se involucra demasiado en la historia?

Mientras pienso en el próximo libro o el próximo viaje, dejo que la historia de Chris repose y sigo dándole vueltas a sus palabras: “La felicidad sólo es real cuando es compartida”.

Anuncios

6 comentarios

Archivado bajo literatura, viajes

6 Respuestas a “Hacia rutas salvajes

  1. bicicletoscar

    Estupendo, me lo anoto para cuando acabe con el último de Ruiz Zafón (Inferno, de Dan Brown, abandonado nada más empezar por ser más de lo mismo). Ahora bien, lo que es una aventura diaria es echarse en bici a la calzada en Zaragoza, no te digo más si vas portando y/o acompañando a niños pequeños, que ya no pueden ir por la acera…hasta que se apruebe en nuevo Reglamento de Circulación. Para muestra, un botón https://www.youtube.com/user/blogsvoluntarios/videos Ánimo y a viviar la aventura diaria.

  2. Me ha encantado, anotado queda para cuando un huequecito. Besicos enormes

  3. marian

    justo ví la pelicula hace unas semanas … Me encantó, sobre todo la autenticidad, honestidad y convencimiento de estar en lo correcto que trasmite el personaje … Me apunto el libro!!!.
    Una recomendación que he visto el fin de semana, El congreso. http://www.filmaffinity.com/es/film401950.html con Robin Wright como protagonista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s