La huida de Spiderman

El primer día de fiestas compramos dos globos. A la mañana siguiente, Spiderman se escapó volando por la ventana. El unicornio azul se quedó. Ahora que ya han pasado las fiestas del Pilar, ahora que el otoño ha empezado de verdad en Zaragoza, en este día gris y plomizo, me pregunto qué habrá sido de Spiderman. He mirado las ramas más altas de los árboles de nuestra plaza, por si se quedó enganchado. No parece. Vigilo los tejados que se ven desde nuestra terraza; tampoco. Creo que recordar que el día de la huida soplaba un ligero cierzo. El viento lo llevaría en dirección este, siguiendo el curso del Ebro. Quizá esté cruzando los Monegros, quizá haya llegado ya al mar. O tal vez se rebeló frente a su destino de globo gregario y festivo. Tal vez emigró a Francia, Alemania, Nicaragua, yo qué sé. Igual sonríe desde lo alto de la Estatua de la Libertad. O tal vez decidió volar al sur, a una playa de Cádiz, donde nadie lo busque, donde no lleguen las malas noticias de virus, exabruptos y tarjetas opacas.

Coche policía y globos2

Cuidado, Spiderman, van en tu búsqueda.

Anuncios

6 comentarios

Archivado bajo relatos

6 Respuestas a “La huida de Spiderman

  1. ¿Te has dado cuenta de que a mí también se me llevó la patrulla de la policía local? Menos mal que acudió Patricio a pagar la fianza…

  2. carmencct

    Vi volar a Spiderman y pensé, míralo, el que nace super-héroe no deja de serlo aunque sean Fiestas del Pilar, siempre busca la justicia y pillar al malo, allá va, a ver si coge al Consejero de Sanidad por la solapa y logra hacerle entender en qué consiste su cargo en realidad. ¡Suerte Spiderman! ¡Te necesitamos!

  3. Javier

    Puff!, no sé si “Bicicleto” conocerá esta sensación, pero cada vez que veo el “carrito de los helados”, ¡tiemblo!. “Si malo es el camino, peor es quién lo sigue”, frase que me costó un arresto y me viene a la cabeza al verlos, al ver a quienes se han dedicado últimamente a aplicar despiadada e imparcialmente la Ley, la MALA Ley, sin concesiones, a los más fáciles de pillar, a los segundos más débiles de la Ciudad. ¿seguro que no se llevan arrestados a los sueños de los niños?. Mira que unos piden globos y otros bicicletas. ¿Se te ha ocurrido preguntar si “Espíderman”, 😉 está en comisaría por volar libremente por la ciudad? Espera si no, que te llegue la multa a casa. Una vez vi soplar a Pocoyó delante de los “heladeros”, ¿pensarían que volaba borracho?, al pobrecico sólo le salía un chiflido y, suposo que del susto, una extraña voz de pitufo.
    Llegado de Barcelona, ésta podría ser la versión II de buscando a Spiderman, “El prófugo de la Justicia”. Me perdonarás el viaje, de los sueños a la chanza y la ironía, de los dulces sueños al maldito despertador.
    La versión III, más ceñuda, ceniza y aguafiestas, acabará clandestino, como empezó, sueños en mil pedazos disueltos en el mar, devorados por mil peces chicos, atesorados por peces dominantes y servidos en nuestra mesa. (disculpa, entiendo que esta versión es del todo censurable)

    • Hay muchas versiones de dónde está Spiderman. Estos días me han dicho que lo han visto en un árbol de la calle Zurita de Zaragoza, en el Parque del Agua transformado en rana y volando hacia la Polinesia. Hay versiones románticas y cenizas. Me quedo con las primeras. Quiero creer que escapó de la Policía. Alguien me dijo que había huido para ver el mar…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s