Fin de curso

Y, de repente, han pasado nueve meses y medio, otro curso escolar. El último día de cole las veo más mayores, como si esta pasada noche hubieran crecido unos cuantos centímetros. En la última mañana de camino al cole hablamos del almuerzo especial que van a hacer hoy en clase, de que dentro de una semana se van a Logroño a casa de los tíos, de que esta tarde toca la última clase de natación, y cumple, de qué haremos mañana, de cuándo vamos otra vez a la piscina…

Ha sido un fin de curso intenso, de huelgas y camisetas verdes, de fiestas de cumpleaños y tareas de última hora. Hoy es un día de despedidas, de Leticia, de Concha, de Sarah, de las profesoras que por traslados o cambios o recortes no seguirán el año que viene. De los amigos de clase a los que no veremos durante el verano y volverán más altos y más morenos dentro de casi tres meses. De los padres con los que hemos compartido conversaciones de patio y tardes en el parque. Nos despedimos de nuestro cole, con sus rutinas, sus canciones, sus deberes, sus juegos, sus historias, su comedor, su huerto, las discusiones por la mañana para llegar a tiempo, para elegir la ropa o las horquillas… Ahora me queda una montaña de carpetas y dibujos en la mesa del salón por recoger; los planes para el verano por organizar; las ganas de descansar, y un puntito de nostalgia o emoción o no-sé-qué que me acompaña cada fin de curso.

Piscina

Cuando era pequeña, celebrábamos el último día de cole yendo a comer a la piscina del Parque Deportivo Ebro. Esta la han cerrado, pero cuando vuelva el calor iremos a otra piscina a celebrar el principio del verano. ¡Feliz verano!

Anuncios

7 comentarios

Archivado bajo educación

7 Respuestas a “Fin de curso

  1. Yo, como tú: viviendo el fin de curso de Daniel como si fuera el mío. Con un puntito de nostalgia, buenas dosis de emoción y muchas ganas de playa, piscina, cenas en la calle y siestas (aunque esto último, con Daniel, lo veo difícil). ¡Feliz Verano!

  2. María

    Ay, esas comidas de fin de curso en la piscina… ensalada de arroz y pechugas de pollo. Pero con este tiempo y esta lluvia, parece que el verano está perezoso… Con Ione todavía no hay nostalgia de fin de curso, pero os esperaremos a todos para una rica comida de jardín.
    Besoooooos

  3. Yo todavia me acuerdo de las fiestas de fin del curso del cole de mi pueblo. Cada curso hacia una actuacion (normalmente bailes) y yo siempre estaba deseando que llegara el final de curso para empezar a prepararla.
    Feliz verano, Paula!

  4. Ana

    Hay que aprovechar cada fin de curso..Los de guardar carpetas de dibujos, los de hacer planes para el verano…cada uno tiene su encanto y su nostalgia. Llega un momento que se cambian las carpetas por “carpetones”, estanterías de Ikea , cajas de libros e incertidumbres de cara al próximo curso…Todos tienen magia, porque a cada uno le queda un verano por delante. ¡Feliz verano!.

  5. ADELA

    ´Jo,Paula!!!! Me gusta mucho leerte.

  6. micuartodeatras

    Vivo el fin de curso como tú, Paula, sintiendo que Nicolás ha crecido de golpe, con emoción y con nostalgia.También tengo carpetas llenas de dibujos para guardar y muchos planes para los próximos meses. ¡Feliz verano!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s