El inmigrante

El joven de acento extranjero y piel tostada espera nervioso en la fila. Nunca se imaginó que tuviera que dejar su país. Ya echa de menos a los suyos. Pero se va para labrarse un futuro, como todos. O, al menos, a intentarlo. Lleva la maleta llena de abrazos, de dudas y miedos. Recién llegado, se siente diferente, nota las miradas de recelo. Pensarán que vengo a quitarles el trabajo, a beneficiarme de sus médicos y sus ayudas sociales. ¿Qué haré si la Policía me para por la calle? ¿Y si me piden los papeles? Vengo sin contrato, a buscarme la vida. No sé dónde voy a dormir. Llamaré a algún compatriota que me pueda alojar por unos días en su piso. No entiendo el idioma. Dicen que todos somos iguales pero no es cierto. El lugar de nacimiento marca tu vida y tus esperanzas. Un papel te da o te quita derechos. Ojalá en el futuro pueda volver a casa o traer aquí a los míos. Dicen que aquí sí hay trabajo para todos. Parece un sueño dorado. Aquí hace frío.

La fila avanza, es su turno. El joven de acento extranjero y piel tostada muestra su pasaporte. El funcionario le echa un vistazo y se lo devuelve con un saludo. “Willkommen in Deutschland, Herr Gómez!”.

sos racismo 2

Imagen de Irene Achón Lezaun para SOS Racismo Aragón

(Hoy se celebra el Día Mundial contra el Racismo. En Zaragoza está convocada una concentración a las 19.00 en la plaza de España, bajo el lema “Por una sanidad pública no excluyente. Igualdad para vivir, diversidad para compartir”).

Anuncios

7 comentarios

Archivado bajo literatura, revoluciones

7 Respuestas a “El inmigrante

  1. Cuando yo fui a inscribirme a la oficina de empleo de Roma, a pesar de que me tocó la de Cinecittà y parecía que el nombre cinéfilo prometía, la realidad fue muy diferente a una de película. La primera frase que me dijo la funcionaria fue: “No sé para qué quiere inscribirse. Usted es una extranjera. Nunca van a llamarla para una oferta de empleo”. Aunque pude buscarme la vida, así fue. No solo nunca me llamaron, sino que luego se negaron a darme de baja a mi regreso, lo que me causó bastante problemas al regresar. Eso sí, una vez que la empleada pública descubrió que yo era española solo quería hablar conmigo para que le proporcionase información sobre las islas Canarias. “Soy del interior, de una zona sin mar, de tierra árida pero de ríos fuertes”, le respondí (en casi perfecto italiano, claro”. Igualdad para vivir, diversidad para compartir.
    Besico de una signorina emigrante/inmigrante.

  2. Admiro profundamente a todos los que os atrevéis en algún momento a hacer las maletas y emprender viaje. Creo que la vida es dura para los inmigrantes, aquí, en Roma, en Alemania, en América… Gracias, signorina del interior, de zona sin mar, de tierra árida pero de ríos fuertes. Besicos

  3. Bien escrito y bien leído… en la radio.

  4. Le oí a mi madre una vez hacer un comentario racista, algo inusual en ella. De esto hace ya algún tiempo. Y le dije: recuerda que tienes dos hijas emigrantes que son vistas como inmigrantes en otros paises, y que la misma discriminacion que tu estas aplicando ahora la vivimos nosotras de vez en cuando. Mi observacion la hizo reflexionar, y cada vez que alguien hace algun comentario racista en su presencia repite lo que yo mismo le dije. Porque, al final, todos nos merecemos las mismas oportunidades.
    Un abrazo cruje-huesitos, Paula!

  5. Me parece muy valiente dejarlo todo y buscar un futuro en otro país tan incierto como lleno de esperanza. Comenzar en otro lugar debe ser muy duro, más aún si el que “acoge” endurece a diario los requisitos para vivir en él a quien no ha nacido allí. Deberíamos pensar en esto, fundamentalmente porque o la realidad cambia o vamos a ser pronto emigrantes e inmigrantes. Excelentes reflexiones y fantástico texto, Paula.

    • ¡Gracias! Por trabajo me ha tocado hablar con muchos inmigrantes. Me gusta preguntarles cómo están, cómo viven, por qué vinieron, si esto se parece a lo que habían soñado. De cada historia personal se aprende algo. A mí me han enseñado a mirar con más respeto. Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s