Monitoras de comedor

Las monitoras de los comedores escolares de Aragón han estado casi dos semanas en huelga por la negociación del convenio con sus empresas (es un servicio externalizado por el Gobierno de Aragón). No quiero hablar de la huelga, que se ha hecho muy larga, ni de los sindicatos, ni de la estrategia de sus movilizaciones.

comedor escolar

(Un comedor escolar durante la huelga. Oliver Duch / Heraldo de Aragón)

Ahora que ya ha acabado, quiero hablar de ellas. De Merche, de María José, de Mari Mar… de las mujeres que cuidan, educan y dan de comer a nuestras hijas en el comedor del colegio. Creo que el trabajo de las monitoras de comedor es desconocido y está muy desprestigiado. Durante dos horas y media o tres (depende de los horarios de los colegios), atienden a nuestros hijos. Les dan de comer en el comedor, les cuidan en el recreo, les enseñan hábitos de higiene y respeto a sus compañeros, realizan manualidades, les dan cariño.

Son un colectivo del que hasta hace unos días no oíamos hablar, desconocíamos sus condiciones laborales y su trabajo. Cobran 11,30 euros por hora trabajada (por ejemplo, en diciembre, en torno a 360 euros, sin extra). No cobran los fines de semana, ni los festivos ni las vacaciones. Y en verano van al paro. Creo que en general los trabajos relacionados con el cuidado de niños o mayores, desempeñados fundamentalmente por mujeres, no están bien pagados ni reconocidos. Y son casi invisibles para la sociedad. Estos días, las monitoras de comedor han compartido espacio en las noticias con Bárcenas y sus cuentas millonarias, con los negocios de Güemes, con las declaraciones de Esperanza Aguirre…

Y hoy, por fin, han vuelto a trabajar.

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo educación, revoluciones

4 Respuestas a “Monitoras de comedor

  1. Totalmente de acuerdo contigo, Paula. La monitoras de comedor pasan inadvertidas y de ellas, de su trabajo, depende el bienestar de nuestros hijos. Por suerte, los más pequeños no se olvidan de ellas y nos la presentan con nombre y rostro. Yo, desde luego, no podría dejar a Daniel tres horas en el comedor si no supiera que Mari Cruz, su monitora, está allí y le cuida.

  2. Invisibles, pero impagables y como se ha visto estos días importantísimos. Seguro que para los peques no son invisibles. ¡Ánimo! Hay que seguir defendiendo derechos. Un abrazo y gracias otra vez más por recordarnos las pequeñas cosas importantes de la vida.

  3. Merche

    Gracias Paula, por el apoyo diario y por escribir y hablar de nosotras con tanto respeto.
    La respuesta de los niños ayer cuando volvimos a nuestro trabajo no tiene precio.
    Ellos te demuestran que no eres invisible!
    Gracias de corazón.

  4. ¡Gracias por vuestros comentarios! Hay que seguir defendiendo derechos, en los comedores, en los coles y donde haga falta. Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s