El negro y el blanco (Berlín, 1936)

Los Juegos Olímpicos son millones, espectadores, audiencias, marcas, dinero… Pero también pequeñas y grandes historias. En el día de la inauguración de Londres 2012, quiero recordar una: la de la amistad entre Jesse Owens, afroamericano, y Luz Long, alemán. El negro y el blanco. En los Juegos de Berlín, 1936.

 La final de salto de longitud vivió un gran duelo entre ambos atletas. Luz Long era una de las grandes esperanzas del régimen nazi: blanco, rubio, ojos azules, segundo del mundo en esta especialidad. El primero era Jesse Owens, que en la clasificación para la final hizo nulo en sus dos primeros intentos. Long se acercó a él y le aconsejó antes de su tercer y válido salto. En la final, el negro batió al rubio: 8,06 metros, medalla de oro y récord olímpico. Long fue el primero en felicitar al campeón y posar con él para los fotógrafos. Owens ganó cuatro medallas de oro (100 metros lisos, 200 metros lisos, salto de longitud y relevos 4×100) y su imagen en el podio se ha convertido en uno de los hitos de la historia de los Juegos Olímpicos.

Tras los Juegos, Owens volvió a su trabajo de botones en un hotel, también fue animador de espectáculos y pinchadiscos. El segregacionismo aún estaba vigente en EE.UU. y el presidente, Franklin D. Roosevelt, rehusó recibirle en la Casa Blanca. Long siguió compitiendo y tras su retirada, trabajó como abogado. Después combatió en la Segunda Guerra Mundial. Resultó herido en Sicilia y murió el 13 de julio de 1943 en un hospital británico. Ambos mantuvieron el contacto hasta la muerte de Long. Owens murió en 1980 de un cáncer de pulmón.

PD Conocí esta historia gracias a una exposición hace unos meses en el Mémorial de la Shoah, en París: “Le sport européen a l’épreuve du nazismo”.

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

4 Respuestas a “El negro y el blanco (Berlín, 1936)

  1. Es una de las grandes historias olímpicas.

  2. Vaya historia, Paula! Gran ejemplo de humanidad en aquellos tiempos (y en éstos también, me atrevería a decir).
    Me ha emocionado un poquito…
    Gracias por compartirla.
    Un abrazo.

  3. Desconocía totalmente esta bella historia… muchas gracias por compartirla. Me la llevo a FB con tu permiso 🙂

  4. Gracias! Me alegro de que os guste. A disfrutar de estos Juegos y sus historias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s