Botas

Me he comprado unas botas nuevas en las rebajas. Pero me da pena estrenarlas y jubilar a unas que me han acompañado los últimos años. Yo soy muy fiel (a los zapatos también). Si unas botas o unas sandalias me gustan, me las pongo hasta que dicen basta. Y creo que este es el último invierno de mis viejas botas: tienen la suela desgastada, el cosido de la puntera está a punto de saltar, se ha roto la cremallera lateral… ¡Pero son tan cómodas y me gustan tanto!

Decía Manuel Vicent hace unos días en un artículo muy bueno en El País (“Zapatos”) que “la historia de cada persona puede ser escrita a través de los zapatos que ha calzado a lo largo de los años”. Recuerdos mis botas Kickers de niña. Eran duras y resistentes. Resistían a golpes, escaladas, patadas, a ese gesto tan infantil de arrastrar la puntera por el suelo de grava. Duraban hasta que nos crecía el pie y había que cambiar de número. Recuerdo mis primeras Chiruca para ir de campamentos. Y también tuve unas imitación de aquellas Dr Martens de cuero negro y cordones que se pusieron de moda en mis años de instituto y primeros de carrera.

Ahora miro a las nuevas, que me esperan en la caja. Os deseo muchos paseos y tardes de parque, que crucéis muchas veces el puente de Piedra, que salgáis alguna noche a bailar, que viajéis por España y un poco más allá.

Anuncios

7 comentarios

Archivado bajo miscelánea

7 Respuestas a “Botas

  1. Ana González

    Nunca hubiera pensado que mis zapatos, deformados por los juanetes, pudieran llevarme a reflexiones como esta….Que sería de nuestro transcurrir sin nuestras botas, zapatos, sandalias y hasta sin nuestros juanetes.

  2. Chema

    Mis primeras botas de fútbol eran unas “marco” negras y las últimas quizás las lleve puestas. Tengo la sensación de haberme calzado siempre las mismas deportivas blancas. Y no puede ser porque me las puse por primera vez a mediados de los 70. ¿O sí son las mismas? Y los zapatos de calle, duros y cómodos, como aquéllos que puse en el balcón una noche de Reyes de hace no tanto. Por la mañana, estaban más fríos y más viejos. Supongo que me di cuenta de que tenía que cambiar de calzado. Sí que dicen los zapatos.

  3. la nadadora

    Hay un tratamiento con el que los zapatos y las botas duran más y nos llevan más a gusto por la vida. Me refiero a la “manía” de algunas madres de intentar que sus hijas se limpien los zapatos. Las botas que nos llevan a tantos sitios agradecen de vez en cuando una limpieza al modo clásico: extender el betún con un cepillo pequeño o un trapo, dejar reposar un rato y sacar brillo con un cepillo más grande. Además de una cuestión estética es un agradecimiento a la tarea que hacen de ayudarnos a andar por la vida.

  4. Los zapatos tienen muchas historias.
    Me apunto el consejo de darles un poco de betún a las botas viejas para que aguanten el invierno.
    Chema, yo también recuerdo con mucho cariño mis primeras Munich de balonmano, el día que las estrené, cómo me sentía imparable y orgullosa en el primer partido que las llevé…
    A nuestras chicas les gusta ir a comprar zapatos, se los prueban y echan a correr por la tienda, “para ver si los zapatos nuevos corren bien”.

  5. Pues nosotros tenemos un par de botas que pueden contar ellas solitas todo el viaje. Un año entero con el mismo calzado, para el pedaleo y para el descanso, para tomar un helado, dar una charla en la Universidad Católica de Arequipa, construir un muro trombe en Pucará o tufar una noche entera a la fresca cuando por fin descansan fuera del alcance de nuestros pies. Hay mucho limpiabotas rifándoselas para, atendiendo los consejos de la nadadora, darles un poquito de betún y lustrarlos. Pero, entre que no son de piel y no nos sentimos muy cómodos mientras alguien las monosea arrodillado, pues nada, ahí seguiran. Volarán de vuelta a España y allí… habrá que decidir su trágico fin.

  6. Cruci

    Que bonitas reflexiones sobre las botas,zapatos , zapatillas…pero quizá lo más importante es lo que hay dentro de ellas. “los pies”.que podamos andar, y recorrer muchísimos sitios durante nuestra vida significará que vivimos todo tipo de experiencias…Creo que Maria y Sergio tienen que pensarlo muy bien antes de desechar sus “Botas”…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s