Viaje a la Barcelona negra

El club de lectura del cole de nuestras hijas, al que me acabo de apuntar, me ha hecho el primer regalo: “Crónica sentimental en rojo”, de Francisco González Ledesma. Apenas he leído novela negra y no conocía al autor, así que estaba preparada para que me sorprendiera. Y así ha sido, me ha encantado.

Empieza, como buena novela negra, de manera impactante: con la aparición de un pecho cortado sobre una mesa en una casa de playa en Calafell. Después sigue una historia de personajes oscuros y tiernos en la Barcelona de principios de los ochenta. El inspector Méndez (con aires de Pepe Carvalho o de algún personaje de Marsé) investiga un crimen y sigue la pista de varias tramas que se van enredando. Es el retrato de una Barcelona que no sale en las guías turísticas, que no se parece a la ciudad olímpica ni a la de diseño. Aquí no hay turistas; hay una Barcelona de bares oscuros, pensiones, putas, travestis, ex boxeadores, burgueses en decadencia, intentos de asesinato…

Me gusta la historia, admiro su habilidad literaria para dibujar personajes y, sobre todo, he disfrutado recorriendo una ciudad de la que estoy enamorada. En mis años de estudiante no pisábamos los bajos fondos por los que se mueve Méndez ni teníamos amigos en la ‘zona alta’. Pero sí fuimos a tantos lugares que aparecen el libro: Las Ramblas, el Raval, Poble Sec, la Plaza Real, el Paralelo, el Mercat de San Antonio, el Café Zurich, el Kentucky, el Café de la Ópera, el Monumento a Colón, Montjuïc… (Recomiendo una web muy completa, la Barcelona de Méndez, que sigue la pista del libro sobre un mapa de Barcelona).

Reconozco mi desconocimiento previo, pese a que la novela ganó el Premio Planeta en 1984 y es muy admirada entre los seguidores del género negro. Gracias a un compañero del club de lectura con muchas páginas a sus espaldas y a la Wikipedia, me entero de que Francisco González Ledesma es también abogado y periodista (como tan bien refleja en el capítulo dedicado a las miserias de una redacción de periódico). Ha escrito cientos de novelas del Oeste bajo el seudónimo de Silver Kane. Ah, y es padre de un gran periodista al que leo y admiro mucho: Enric González.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo literatura

2 Respuestas a “Viaje a la Barcelona negra

  1. Chema

    No sabía que era el padre de Enric González. Ya me lo pasarás.

  2. Ana González

    Mañana me pongo yo también con el libro y descubro esa parte de Barcelona, que se que existe, pero que sólo intuyo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s