Mi Nicaragua

A veces sueño que vuelvo a Nicaragua. Con Mari Carmen y nuestras mochilas y nuestras cámaras y nuestros planes de futuro dando botes en la parte trasera de una furgoneta. Escalo el Cerro Negro o recorro Monte Redondo a caballo con Mario. Como tortillas con Danelia. Paseamos por el mercado de León, alguien pregunta si soy su hija y las dos sonreímos. Me recuesto en la hamaca, nos tomamos un fresco. Hace calor o llueve. Cenamos arroz y frijoles a la luz de una vela, y vemos el último capítulo de ‘Betty la fea’ en aquella tele que a veces funcionaba y a veces no. Sigo a Toño con la bici por caminos polvorientos. Corremos antes de que nos agarre la tormenta. Huele a mango y a café. Descubrimos otra vez Solentiname y cenamos con Ernesto Cardenal. Leo a Gioconda Belli (“¿Qué sos Nicaragua? / ¿Qué sos / sino un triangulito de tierra / perdido en mitad del mundo?…”) y sueño revoluciones. Me baño con Eva, Guillermo y Pablo aquella primera tarde en las aguas del Pacífico. Después nos tomamos una cerveza (Toña o Victoria) y vemos atardecer en Poneloya. Y platicamos en torno a un café, en Zaragoza o León, con Luna, con Víctor, con Nicholas, con Olga, con Carmen, con Ricardo, con Rafa…

A veces sueño que vuelvo. O nunca me fui del todo.

PD El 19 de julio se celebra el XXXII Aniversario del triunfo de la Revolución Sandinista. Independientemente de sus políticos y sus gobiernos, esta fecha es un símbolo para Nicaragua y sus gentes. (Un abrazo especial a Mario y Danelia).

Cerro Negro

Vendedor de helados en Monte Redondo

Mario

Con Danelia

Anuncios

8 comentarios

Archivado bajo revoluciones, viajes

8 Respuestas a “Mi Nicaragua

  1. Paula, me ha entrado nostalgia de Nicaragua y… ¡nunca he ido! Aunque reconozco que con vuestras vivencias -las tuyas y las de Mari Carmen- también la viví un poco.

  2. pablo

    fue el mes más largo de nuestra vida, yo creo que el tiempo se paró en aquel septiembre…

  3. Chema

    Emocionante texto, nicaragüista, nicaragüense.

  4. Preciosa descripciòn de Nicaragua! Buenas fotos acompañan al texto, yo tampoco conozco el pais pero me encantaria visitarlo y disfrutar de esos paisajes de ensueño

  5. Has conseguido contagiarme la nostalgia.

    Creo que no se vuelve nunca aquí del todo.

  6. Carmen

    Querida Paula, bajo de las montañas y me adentro en las redes sociales (otras redes menos cercanas pero igual de humanas) y leo tu descripción. Nicaragua y sus gentes forman parte de mi biografía emocional y leer tu texto me remueve las ganas de volver a pasear, a tomar un roncito y a platicar sobre la vida, a retomar el tiempo perdido y a iniciar otro tiempo de alegría por vivir. La Universidad me espera y se abre un ciclo nuevo que espero sea tan interesante e intenso como el que he dejado.
    A ver si tomamos un café (NICA, POR SUPUESTO)
    Un besote
    Carmen

  7. Paula:
    Hay sitios que, cuando no estamos mirando, nos roban un cachito de piel para que nos quedemos allí con ellos para siempre, a pesar de la distancia…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s