Viajes y aventuras

Dice mi madre que la mayor aventura familiar fue mi viaje a Honaker (Virgina, EE. UU.), allá por 1994. Yo tenía 16 años y me iba para un año a casa de una familia desconocida (salvo por una carta y unas fotos previas) en la América profunda. Los primeros días me sentía un poco marciana rodeada de americanos que hablaban ‘country’. No existía Internet y las cartas tardaban tres semanas en cruzar el Atlántico. Después fue una experiencia maravillosa. Me lo pasé muy bien, me quité muchos prejuicios de encima, tengo una familia americana y, además, aprendí inglés.

 Me parece más aventura cualquiera de los viajes de mi madre y mis tías desde el pueblo para examinarse en la ciudad. Iban solas con 12 o 14 años en autobús desde Cervera a Logroño y durante varios días pasaban unos exámenes que determinaban su futuro. O para aventura, la de la tía Cruci, maestra. Con 17 años empezó a trabajar llevando ella sola la escuela de Navajún, un pequeño pueblo del interior de La Rioja al que no llegaba la carretera.

 Y el viaje más largo y la mayor aventura es, sin duda, la de María y Sergio. Desplegaremos un mapa en el salón para seguir vuestra ruta americana, pausada y apasionante. Todo empieza en Córdoba (Argentina), dentro de unas horas, y seguirá durante meses pedaleando por Chile, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia… Os vais donde los demás no podemos o no nos atrevemos. Nos quedamos aquí, escuchando el relato de vuestra aventura, siguiendo vuestro viaje por Internet, animándoos, admirándoos, envidiándoos, esperando vuestro regreso. Vivimos en la sociedad del miedo: miedo a perder el trabajo, miedo a perder la estabilidad, miedo al vecino, miedo al futuro, miedo al miedo. Y ahí estáis vosotros, con vuestras mochilas y vuestras bicis, vuestros planes y vuestra valentía.

 Dentro de unas horas sale el avión rumbo a Argentina y adonde os lleven vuestras piernas. ¡Buen viaje!

Anuncios

9 comentarios

Archivado bajo viajes

9 Respuestas a “Viajes y aventuras

  1. Ana González

    Viajes, muchos viajes….El primero de estas magnitudes, a medidados del siglo XX, el de la tia Alejandra, que Paula nos recordó en uno de sus relatos. Buen vieje para María y Sergio, buena estancia y que encuentren lo que buscan. Lur y los Urbina González esperamos que vuelvan para que nos cuenten su experiencia.

  2. la nadadora

    La tía Alejandra cruzó tres veces el charco hasta Buenos Aires en barco, cuando la travesía duraba un mes. Trabajó allí de cocinera, pero finalmente cocinó en Cervera para todos nosotros, mucho y bien, guardándonos a cada uno lo que más nos gustaba. Yo no viví sus viajes, se los oí contar, por eso la primera gran aventura viajera que me tocó de cerca, fue la de Paula a Virginia. Luego ha habido más y parece que continuarán.

  3. Marina

    Como decía Kavafis en ese poema maravilloso…lo mejor del viaje es el camino… pedalead sin miedo, como dice Paula, desde aquí os seguimos, os envidiamos y os queremos. ¡Buen viaje!

  4. Chema

    Buen viaje. Envidiable todo, menos lo de la bici. Con lo bien que se va en coche, tren, barco, autobús,…
    Yo, sin tres maravillosas niñas, no tendría “miedo a perder el trabajo, miedo a perder la estabilidad, miedo al vecino, miedo al futuro, miedo al miedo”.

  5. zahara

    feliz viaje y pedalead por los q nos kedamos aki

  6. Anita

    “Aiiiii…” como dirían las mamas.
    (Estoy muy emocionada)
    Desde Barcelona les deseo una feliz aventura! 🙂

    Y a todos los que no tenemos la suerte de poder emprenderla, un abrazo enorme con mucho amor, de esos que nos han enseñado a dar en La Pedrada.

    • Ay, que me emociono tanto… Besos desde la lejana Córdoba. En breves prometemos post, aunque de momento la aventura queda reducida a viajar en avión con las bicis. No está mal para empezar. Viva la Pedrada y familia!!

  7. Cruci

    Como no voy a escribir un comentario en este apartado VIAJES , yo que disfruto tanto con ellos. Sabeis que en estos momentos no puedo viajar, pero
    ya estoy pensando en mi “proximo” viaje… De todas formas envidio a Maria y
    Sergio . Como dice Paula en su escrito mis viajes comenzaron hace muchos años . ¡Que joven era yo cuando fuí a Navajún a mi primera escuela!. Cuantas cosas me quedaban por vivir… Pero ahora ya jubilada miro hacia atrás y estoy contenta, porque a pesar de las dificultades aún tengo ganas de disfrutar y vivir que es lo importante. ¿Cual será el Proximo Viaje?…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s