“El día que dejé de leer El País”

“El día que el museo de arte contemporáneo
no reprima a la ropa tendida
aquel día
podremos empezar a hablar de democracia”.

 Me gusta releer y coger libros al azar de la estantería. Hoy le ha tocado a “El día que dejé de leer El País”, de Jorge Riechmann (Hiperión). Cada libro tiene su historia, dije un día en este blog. Pues este, también. En la primera página está mi letra de los 21 años que recuerda que lo compré en Sant Jordi de 1999. Yo hacía prácticas en El País, que entonces estaba en un polígono industrial feo y alejado, a las afueras de Barcelona. Un poco desengañada y decepcionada con mi experiencia de becaria, me topé con este libro de poesía en un puesto de Las Ramblas, abarrotadas el 23 de abril. Mari Carmen y yo íbamos en busca de libros baratos e interesantes que no estuvieran en el Corte Inglés, y encontramos alguno. Lo compré por el título y me gustó el contenido: una crítica a los medios de comunicación de masas y al liberalismo salvaje. Lo releo estos días y su crítica sigue vigente, aunque hayan pasado unos años.

 “Es un lugar común decir que vivimos en la era de la información; en realidad vivimos en la era del ruido. La poesía habla siempre en voz baja, y con este nivel de ruido es casi imposible que se la oiga. Se halla condenada a la marginalidad: no porque tenga ninguna vocación especial para ella –le encantaría ocupar una posición central-, sino porque con este volumen de ruido no hay forma de entenderse”.

PD Sigo leyendo El País, aunque mi desengaño (con El País, con los periódicos, con los medios de comunicación, con el sistema…) va en aumento.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo literatura, periodismo

2 Respuestas a ““El día que dejé de leer El País”

  1. Ana González

    En mi viaje de vuelta de Barcelona con “el club del juanete” he leido en el tren El País y La Vanguardia y sí hay mucho ruido en esto de los medios de comunicación. Pero he encontrado Las Ramblas y El Ensanche y El Guinardó, como estaban como cuando yo paseaba los “23 de abril” `por Barcelona. Ha cambiado la vista del mar desde El Guinardó. Pero Barcelona me sigue gustando y yo sigo leyendo los periódicos. Los que sean.

    • Yo sigo leyendo periódicos en Internet y en papel. Y soy un poco antigua, porque me gusta sentarme en el sofá e ir desmenuzando el periódico del domingo, sin prisa, tocando el papel, ahora un reportaje, ahora la contra, ahora un artículo de opinión, ahora hojeo el suplemento… También me gusta leer los periódicos locales cuando viajo, creo que siempre son un buen retrato de las preocupaciones y la energía de cada ciudad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s