Un té con menta en Chefchaouen

Asisto sorprendida y expectante, desde esta orilla cómoda y llena de prejuicios, a las revueltas en el mundo árabe. Me emocionan las noticias. (Lo han contado muy bien Javier Valenzuela o Juan Goytisolo). Primero fue Túnez, luego Egipto, Bahréin, Libia, ahora llega también a Marruecos. El norte marroquí, el Rif, siempre fue la provincia rebelde.

Y sentada frente al ordenador, noto cómo me envuelven los aromas de aquel primer viaje a Chefchaouen, en el Rif. La mezcla de especias, voces y colores en la medina laberíntica de la ciudad azul. El camino por aquella cuesta en busca de nuestra pensión Abie Khancha. El primer cuscús, sedientos y cansados del viaje, en la plaza Uta el-Hammam. Sus sonrisas amables y su té con menta. “Chukram”. La visita a aquel hamam que parecía clandestino, oculto tras una puerta cualquiera de la medina. La excursión por las montañas del Rif, cerca de Ketama, donde los más pobres de Marruecos viven del cultivo del hachís. La hospitalidad de Jamal y su familia. Aquella niña que no me soltó la mano, me regaló un anillo y se acordaba de mí cuando volví un año después. Nuestro primer viaje a Marruecos, María.

(Cuentan que Chaouen o Chefchaouen fue fundada en el siglo XIV por moros exiliados de Al Andalus. Durante siglos, sus murallas la protegieron y permaneció inaccesible para los extranjeros, envuelta en un áurea de misterio. En 1920 pasó a formar parte del protectorado español en Marruecos. Su perfil recuerda a los pueblos andaluces de casas encaladas. Y sumergirse en su medina de color azulado es un regalo para los sentidos).

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo periodismo, viajes

3 Respuestas a “Un té con menta en Chefchaouen

  1. María

    No puedo quitarme el aroma de la medina y su té de la memoria. Ese té compartido, ese té soñado, ese mundo rebelde que despierta y grita. Chaouen. Nuestro Chaouen. Muchas gracias guapa por dedicarle un post. Y emocionada despierto el día. Volveremos, ¿verdad?

  2. Carmen

    Yo tengo un mal sabor de esa tierra a la que fue envíado un tío mío como médico militar y en Monte-Arruti fue asesinado, él y otros españoles fueron enviados por uno de lo muchos gobiernos inútiles que tenemos y hemos tenido. Pero no puedo evitar el mal sabor, si visito esta página es para informarme de los sitios en los que estuvo mi tío.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s